Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del de 1 Abril, 2014

  • 2014 Apr 01
  • COMMENTS

Se verdadero

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles. Mateo 6:7

Tommy era un Reservista de la Guardia Nacional puesto en acción durante la Guerra del Golfo. El último domingo antes de partir para ir a la batalla, la iglesia a la que asistió tuvo un tiempo especial de oración, enviándolo con su promesa de apoyo y aliento.

Como se puede imaginar, las oraciones por la seguridad de Tommy estaban llenas de teología y palabras altisonantes (como lo son las oraciones de la iglesia): "Dios Soberano del universo, confiamos en que protegerás a este joven en su misión, Oh Señor, y que Tú lo guardarás en el refugio de tus alas." Todo muy sincero, estoy seguro, pero bastante florido y poco original.”

Luego la voz de un pequeño de ocho años de edad, se escuchó desde la parte posterior: "Querido Jesús, no dejes que maten a Tommy, ¿De acuerdo? Eso es todo. Está bien. Amén." El santuario se quedó en silencio, cuando todo el mundo supo de repente que las oraciones donde habían incrustados eufemismos adultos habían sido realmente intentos de adultos para decir una sola cosa: "No dejes que maten a Tommy, ¿De acuerdo?" Se necesitó a un niño para expresar lo que los adultos no podían.

Cuando Robbie Castleman, Autor de Crianza de los hijos en la Banca, Me contó esa historia, me recordó algo que había oído de mi amigo Andre Kole, uno de los mejores ilusionistas del mundo: "Las personas más difíciles en todo el mundo para engañar con trucos son los niños." Eso es porque los niños no son tan complejos como los adultos en tratar de entender algo. Sólo lo ven como es. No están filtrando la solución a través de tantas posibilidades.

La próxima vez que oras con tu cónyuge o con un hijo, hazte verdadero. Se verdaderamente simple. Se verdaderamente honesto. Se verdadero con Dios. Con total reverencia a Dios, dile lo que te gustaría decir.

Yo creo que Dios estalla en una gran sonrisa cuando somos verdaderos con él.

Archives

Follow Crosswalk.com