Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del de 28 Abril

  • 2014 Apr 28
  • COMMENTS

Pecador en casa

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.1 Juan 1:8

Parte de nuestro trabajo como padres es tratar con los pecados de nuestros hijos. Corregir la mala conducta, advertirles sobre los errores de juicio y disciplinarlos para su propio bien conforman un cuadro bastante grande de lo que significa la tarea como padres.

Pero creo que también es importante que nunca desarrollemos la impresión de que nuestros hijos son los únicos que se quedan cortos en el departamento de personaje. Ellos necesitan saber que los dos adultos que conocen mejor en la vida confiesan sus pecados y necesitan el perdón también.

Criar a los hijos, quizás más que cualquier otra misión en la vida, revela tu verdadero carácter. La disciplina espiritual de admitir tu propio pecado es parte de lo que hace tu paternidad real y genuina.

No puedo contar el número de veces que cometí un error y tuve que pedirle perdón a uno de mis hijos. Como la vez que uno de nuestros hijos pisó mi caña de pescar favorita. No sólo se perdió, sino que también me perdí yo. Cogí las piezas restantes de esa caña y comencé a romperlas contra mi pierna doblada en un ataque de ira.

Bárbara se quedó atónita. Los niños corrieron y se dispersaron a sus dormitorios como hormigas. Treinta minutos después, llamé a una reunión familiar y me disculpé por mi pecado.

No estoy hablando sólo de cuando el pecado es algo dirigido exclusivamente a tus hijos – ellos también necesitan escuchar cómo lidiar con cosas como la codicia o el orgullo o la represalia. Si eres honesto acerca de tus propios pecados, ellos no se sentirán extrañados en admitir los suyos, hablar acerca de ellos y aprender cómo manejarlos.

Tus hijos necesitan saber que están viviendo con personas que son totalmente dependientes de la misericordia y la gracia de nuestro Señor Jesucristo. Ellos necesitan padres que no tienen miedo de admitir que fallan y necesitan el perdón del Salvador, al igual que ellos.

Archives

Follow Crosswalk.com