Crosswalk.com

Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 1 de Octubre

Dios Sabe...Cuando Parece No Haber Esperanza - Parte 2
Después de que Jesús salió de la tumba, brillando con la gloria del cielo, los soldados que guardaban la tumba corrieron hacia la ciudad contándole a todos lo que habían visto.  Antes de que se presentaran ante  Pilato, unos sacerdotes muy preocupados los mandaron llamar.¡Los mismos hombres que pidieron soldados para asegurarse de que los discípulos no robaran el cuerpo de Cristo, AHORA rogaban a los soldados que dijeran que el cuerpo de Jesús había sido robado! No muy conformes, los soldados aceptaron cambiar su historia. Pero la verdadera historia se divulgó de todas formas porque mucha gente había escuchado la primera versión de esta.
 
Los amigos de Jesús no habían escuchado la noticia. ¡Cuando María Magdalena descubrió que la tumba estaba vacía, corrió a contarles a los discípulos! Pedro y Juan regresaron con ella para confirmar que la tumba en realidad estaba vacía. Cuando ellos se fueron a llevar la noticia a Jerusalén, María se quedó. Dos ángeles aparecieron y le preguntaron, "¿Por qué lloras?" "Porque se han llevado a mi Señor," respondió ella. Una voz detrás de ella repitió la pregunta. Ella respondió, "Señor, si tú te lo has llevado, por favor dime dónde lo has puesto." Entonces esta persona la llamó por su nombre. ¡De pronto, María reconoció la voz de Jesús! ¡Volteó y vio a Jesús, vivo! ¡Qué gran noticia!
 
Ese mismo día en que los seguidores de Jesús debieron regocijarse, ellos no tenían esperanzas porque ellos no CREYERON las buenas noticias. Cleofás y un amigo iban camino a Emaus. En Jerusalén, habían escuchado que el cuerpo de Cristo había desaparecido. Escucharon que María había visto a Jesús pero pensaron que era algo que ella se había imaginado. Mientras caminaban absortos en su triste conversación, un desconocido se unió a ellos y les preguntó, "¿De qué hablan?" "¡Tú has de ser el único visitante en Jerusalén que no ha escuchado hablar de lo que sucedió!" le contestaron. Le explicaron su decepción en cuanto a Jesús. "Esperábamos que fuera Él quien redimiera a Israel," le dijeron.
 
"¡Oh hombres necios!" exclamó el hombre. "¿Acaso no era necesario que Cristo sufriera estas cosas y que entrara en Su Gloria?" Empezando desde el comienzo de la historia, el desconocido les explicó las profecías de las Escrituras que predijeron la verdadera misión de Jesús. Ya era oscuro para cuando llegaron a su hogar. "Ven, quédate con nosotros," le invitaron. Pronto, una cena sencilla estaba en la mesa. Cuando su invitado juntó Sus manos para pedir la bendición por los alimentos, los hombres se sorprendieron. "¡Es el Señor Jesús! HA resucitado de entre los muertos!" Al instante, Jesús desapareció. Pero también desapareció el cansancio y el hambre que estos hombres sentían. Corrieron a Jerusalén. ¡Tenían buenas noticias que dar!
 
Cuando parece no haber esperanza, podemos ir a la Palabra de Dios y buscar Sus promesas. Podemos recordar que siempre es más oscuro antes del amanecer, y que con Dios todo es posible. Su sabiduría, poder y amor son mucho más grandes que nuestros mayores problemas. 
 
 
Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176
[email protected]
 

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!