;

Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Con Diseño Divino

Ánimo Para la Mujer - La Semana del 11 de Agosto

  • 2010 Aug 11
  • COMMENTS

 

ESTABLECER LA AUTORIDAD MORAL

Glynnis Whitwer

 

"Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.  Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis." Juan 13:14-15 (LBLA)

         

Lectura:

Un día estaba hablando con mi hijo y le dije que pensaba que yo podría haber sido una buena abogada.  Me encantaba descubrir los hechos, comprobar mi punto de vista y defender la justicia.  No se trataba de un verdadero anhelo, sino simplemente de un comentario al azar en una tarde colmada de conversación de poca importancia pero agradable.

 

Ante mi comentario, mi hijo vehementemente respondió, "¡Tu serías una malísima abogada!" 

 

Lo miré con curiosidad y sorprendida.  El continuó, "Tú nunca mentirías.  De hecho, podrías dar alarde de contar con el mayor índice de fallos de culpabilidad en tus anuncios.  Te imagino parada frente al juez diciendo, "Su Señoría, ¡mi cliente es culpable!"

 

Ambos nos reímos frente a esa acotación.  Y yo estaba completamente de acuerdo con su valoración de mi potencial como abogada.  Supongo que es bueno que me haya dedicado a escribir. 

 

Mi hijo hizo un comentario exagerado ese día para comprobar su observación de mi personalidad.  Ambos sabemos que hay abogados con suma integridad.  Esa no era la cuestión.  Lo que él quería decir era que su madre no miente. 

 

Su comentario se acurrucó en mi corazón y me ha acompañado desde aquél entonces.  Cometo muchos errores en la crianza de mis hijos, pero aparentemente hice algo bien.  Mi hijo verdaderamente me conoce, lo bueno, lo malo, lo feo.  Y en este aspecto de mi vida, mi hijo hizo una observación de mi personalidad, la cual coincide con lo que digo.

 

Descubrí que las personas cuyas vidas coinciden con sus palabras son las que tienen mayor influencia en mí.  Es interesante saber que para estas personas hacer lo que está bien constituye la forma natural de honrar a Dios.  Su influencia en mí es el subproducto de esa devoción, y observar la tácita alineación entre lo que dicen y lo que hacen produce un cambio en mí.

 

Jesús tenía tanto autoridad como influencia porque Su carácter y sus obras coincidían perfectamente con Sus palabras.  Había doce discípulos que observaban cada uno de sus movimientos.  Dado que no encontraron contradicciones, le fueron entregando su confianza.  Esto le confirió a Jesús una autoridad que sobrepasaba la autoridad de cualquier otro líder religioso de su tiempo. 

 

Ese es el tipo de madre, esposa y amiga que yo quiero ser. Quiero seguir a Dios con todo mi corazón, y al hacerlo, establecer una autoridad moral en mi vida frente a aquellos que me rodean. Te das cuenta, entiendo que si bien tengo autoridad con mis hijos, no tengo influencia a menos que haya coherencia en mi vida. 

 

El que haya coherencia entre mis palabras y mis obras es uno de mis mayores anhelos.  Con el tiempo, la gente notará incongruencias en mi vida y cuando lo hagan, mi influencia se verá erosionada.  A veces, solo cuento con una oportunidad de influenciar a los que me rodean. Lo triste es que una vez que se pierde la autoridad moral es muy difícil recuperarla.

 

No siempre me sale bien.  Hay muchas veces en las que mis actos no concuerdan con mis palabras.  Pero el comentario de mi hijo me inspiró a examinar mi vida e identificar las áreas en las que hay incongruencia.  A medida que las encuentro, soy honesta con mis debilidades y busco la ayuda de Dios para manejarlas.  Esa es la única forma en la que me convertiré en la mujer que sé que Dios quiere que yo sea: aquella que no necesite gritar para comprobar lo que quiere decir, sino que sus silenciosas obras hablen por sí mismas.

 

Amado Padre Celestial, necesito tu ayuda.  Quiero ser una mujer cuya vida coincida completamente con sus palabras.  Tú sabes que hay aspectos en los que me quedo corta, como el de la paciencia.  Te entrego estos aspectos y te ruego que me des fortaleza para ser la mujer que tú quieres que sea. En nombre de Jesús, Amén.

 

Recursos Relacionados:

 

¿Conoces a Jesús?

 

Más recursos

 

 

Pasos para la aplicación: 

Identifica un aspecto de tu vida que no concuerde con lo que dices que crees.  (Entre otros puede ser la honestidad, la paciencia, la caridad, el perdón).

 

Utilizando una concordancia de la Biblia, busca versículos que te den inspiración.  Escríbelos y repásalos con frecuencia.  (Bible Gateway ofrece una búsqueda de palabras clave gratuitamente.)

 

Reflexiones: 

¿Por qué la autoridad moral es tanto más importante que la autoridad tradicional?

 

¿Cuáles son algunas de las razones por las que decimos una cosa y hacemos otra?

 

Versículos que te darán fuerza:

Gálatas 5:22-23, "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley." (LBLA)

 

Titus 2:11-12, "Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres,  enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos,  vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente..." (LBLA)

 

 

 

© 2010 by Glynnis Whitwer. Todos los derechos están reservados

 

Proverbs 31 Ministries

616-G Matthews-Mint Hill Road

Matthews, NC 28105

www.proverbs31.org

 



Archives

Follow Crosswalk.com