;

Intersection of Life and Faith

<< Primeros15

Visión para el trabajo - Primeros15 - 7 de Diciembre

  • 2019 Dec 07
  • COMMENTS

Tema de la Semana: Visión y Límites

Servimos a un Dios de límites. En su capacidad ilimitada, creatividad infinita y existencia ilimitada, aun así, eligió crear límites; tuvo una visión de lo que era bueno, correcto, agradable y perfecto. Y como hijos hechos a su imagen, debemos vivir, pensar y crear como él lo hace. En un mundo marcado por el ajetreo de oportunidades aparentemente infinitas, ahora más que nunca es importante para nosotros crear límites. Que encuentres libertad y gozo esta semana al recibir visión y establecer límites bajo la dirección del Espíritu Santo.

Visión para el trabajo

Pasaje Bíblico: “Que el favor del Señor nuestro Dios esté sobre nosotros. Confirma en nosotros la obra de nuestras manos; sí, confirma la obra de nuestras manos”. Salmo 90:17

Devocional:

Una de mis citas favoritas sobre el trabajo proviene de C. S. Lewis, quien dijo: “Si Dios está satisfecho con el trabajo, el trabajo puede estar satisfecho consigo mismo”. Muy a menudo me siento insatisfecho con mi trabajo. En la era de las horas de trabajo flexibles, con listas de tareas interminables, es difícil creer que alguien pueda detenerse el tiempo suficiente como para estar satisfecho por su trabajo. Y en una sociedad en la que somos lo que hacemos, parece que hay una presión cada vez mayor para trabajar más duro, más tiempo y mejor. Descansar es pereza. Establecer límites saludables es egoísta.

Pero la verdad es que el núcleo de los límites no es el egoísmo, sino la administración. Si permitimos que nuestras vidas personales queden tan fuera de control que dañen constantemente nuestra capacidad para realizar los trabajos que se nos presentan, entonces tenemos un problema con la administración. Y si no establecemos límites saludables en el trabajo y dejamos que se convierta en algo que nos consume, entonces no podemos administrarnos a nosotros mismos y a nuestra capacidad de amar a los demás. Necesitamos tener una visión nueva tanto para el descanso como para el trabajo. Necesitamos buscar una revelación de lo que Dios desea para el trabajo para que nuestras vidas estén marcadas por un sentido de satisfacción.

Efesios 2:10 dice: “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. ¿Alguna vez te has visto a ti mismo como la hechura de Dios? ¿Alguna vez te has parado a pensar que Dios te diseñó con una personalidad única, un conjunto poderoso de fortalezas y habilidades, y que tiene un propósito eterno para ti para el que estás perfectamente diseñado? Dios no crea cosas malas. Él no crea sin un propósito. Efesios 2:10 nos dice que somos creados en Cristo Jesús. Eres una creación nueva, llena del Espíritu Santo y ungida para ver el reino de Dios venir a la tierra.

Si no tienes una visión clara de lo que debes hacer, no busques más allá del paso que tienes por delante. Dios tiene planes para ti hoy que te conducirán al mañana. Hoy tiene un trabajo para ti que es valioso en sí mismo y que te guiará a la siguiente parte de sus planes perfectos. Eclesiastés 9:10 dice: “Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño”. Si tu deseo es seguir la voluntad de Dios, no te la perderás. Muy a menudo pasamos tanto tiempo tratando de averiguar qué quiere Dios que hagamos, que no hacemos el trabajo que él nos puso adelante. Pasamos tanto tiempo preocupándonos por lo que se supone que debemos lograr que nunca logramos nada. Es cierto que hay momentos para obtener visión. Es verdad que debemos preguntarle al Señor. Pero en lugar de pedirle al Señor su plan maestro, disfruta el trabajo que pone ante ti hoy. Crea límites alrededor de tu trabajo para que puedas ser efectivo y exitoso y experimenta la satisfacción de un trabajo bien hecho.

Que la oración de David en el Salmo 90:17 sea tu oración hoy al entrar en un tiempo de oración guiada:

“Que el favor del Señor nuestro Dios esté sobre nosotros. Confirma en nosotros la obra de nuestras manos; sí, confirma la obra de nuestras manos”.

Guía de Oración:

1. Medita en tu identidad como obra de Dios, hecho nuevo en Jesús.

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. Efesios 2:10

2. ¿Tienes buenos límites alrededor de tu trabajo? ¿Estás valorando lo suficiente el trabajo que Dios puso ante ti? ¿Estás permitiendo que el trabajo se filtre en cualquier otra área de tu vida? Dondequiera que estés, ve a Dios y pregúntale cómo puedes administrar mejor tu tiempo y energía.

“Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas”. 1 Pedro 4:10

3. ¿Qué trabajo te ha propuesto Dios que hagas hoy? Pídele a Dios la visión y la gracia para lograrlo bien. Tómate el tiempo para encontrar descanso y poder en su presencia.

Oro para que, al pasar el día de hoy, el Señor te revele tu singularidad. Oro para que encuentres consuelo y emoción en el hecho de que estás hecho cuidadosa y maravillosamente. Oro para que encuentres valor en la verdad de que Dios tiene planes y propósitos para tu vida que son únicos para ti. Y pido que encuentres poder tanto para trabajar como para descansar bien, para que tú y Dios vean tu día y encuentren satisfacción en él. Que tu día se llene con el favor de Dios.

Lectura Complementaria: Romanos 12

Haga clic aquí para visitar la página de Primeros15



More Primeros15 Articles

Follow Crosswalk.com