Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 18 de Octubre

  • 2011 Oct 18
  • COMMENTS
  

 

En contra del viento

Despreciado y rechazado por los hombres, varón de dolores, hecho para el sufrimiento.  Todos evitaban mirarlo; fue despreciado, y no lo estimamos. Isaías 53:3

El título del artículo fue lo que atrajo mi atención. El encabezado decía: “Un hombre trata de dar la vuelta al mundo, navegando al revés”. ¿Qué quería decir eso de ‘navegando al revés’?

El artículo continuaba explicando que Steve White iba a dar la vuelta al mundo navegando de este a oeste. No es que el viaje sea más largo de esa forma… pero sí que Steve tendrá que luchar contra el viento lo que, aparentemente, hace el trabajo mucho más difícil.

“Navegar en contra del viento.” Esa es una forma de describir la vida del Salvador. Se supone que los reyes nacen en palacios, pero la llegada de Jesús a la tierra fue en un establo. El Hijo de Dios debería haber sido alabado y aplaudido, pero Jesús fue maldecido y odiado. Su vida debió haber sido una llena de bendiciones, pero el Señor de la vida fue despreciado y rechazado por los hombres.

El Cristo fue, como Isaías había predicho: “Varón de dolores, hecho para el sufrimiento”. Su vida fue marcada por la desaprobación de los fariseos, el rechazo de quienes lo vieron crecer, el abandono de sus amigos más cercanos, y el beso traicionero de uno de sus discípulos. Su último día de vida lo pasó escuchando toda clase de mentiras en su contra, multitudes que pedían su crucifixión, y un Pilatos que en público decidió lavarse las manos después de condenarlo a la muerte.

A pesar de todo ello, Jesús continuó navegando contra el viento.

El Salvador no vivió así para recibir fama, riqueza, y que su Nombre pasara a los anales de la historia. Jesús navegó contra el viento para que nosotros seamos pudiéramos ser perdonados de nuestras malas acciones. Él lo hizo para que nuestras almas pudieran ser redimidas y podamos llegar sin peligro al puerto seguro en el cielo.

ORACIÓN:  Señor Jesús, te doy gracias por navegar en contra de las tentaciones de Satanás y las opiniones de las multitudes, y por permanecer comprometido en tu sacrificio en la cruz. Ayúdame a estar siempre agradecido por tu sacrificio. En tu nombre. Amén.

© Copyright 2010 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com