Bastante Nunca Es Suficiente 
© Copyright 2009 Más de la Vida con Jorge Cota

1 Timoteo 6:10

Hace algún tiempo leí una calcomanía que decía: Bastante nunca es suficiente. Eso, es exactamente lo que es la avaricia. Bastante nunca es suficiente.

La avaricia no es simplemente la apreciación del dinero. No es la apreciación de las cosas o la acumulación de las cosas. No es la extravagancia porque la extravagancia es relativa. Si tienes más de un par de zapatos y dos abrigos ya eres extravagante para la mayoría del mundo.

En cambio, la avaricia es el deseo loco, descontrolado; es el consumo fuera de control.

La avaricia es ser devorado por algún deseo. La avaricia es la razón principal del porqué el endeudamiento del consumidor se ha duplicado en los últimos diez años.

La avaricia es descrita de esta forma en un epitafio en Inglaterra: "Ella murió por el deseo de las cosas". Al lado está otra tumba con el epitafio: "¡El murió tratando de dárselas a ella!"

La avaricia le da permiso a las posesiones para que nos poseen. Al hacerlo, la avaricia llega a ser el cáncer del contentamiento.  Despacio consume a sus víctimas remplazando el contentamiento con el deseo insaciable de obtener dinero y posesiones materiales. En resumidas cuentas de acuerdo a la Biblia; la avaricia es el amor al dinero.

Hace algunos años una de las encuestas más grandes jamás conducidas en los Estados Unidos le preguntó a las personas; ¿Qué estarías dispuesto a hacer por 10 millones de dólares?

El 3% dijo que estaría dispuesto a poner a sus hijos en adopción. (¡Conociendo algunos niños no me sorprendí!) El 16% dijo que abandonaría a su cónyuge. El 25% dijo que por 10 millones de dólares abandonaría a su familia para siempre. El 23% dijo que por 10 millones de dólares fuera prostituta por una semana.

En otra encuesta, el monto era de un millón de dólares. El 65% dijo que viviría en una isla desértica a solas por un año. El 30% dijo que pasaría seis meses en la cárcel por un delito que no cometió.

Por $3,000 dólares, el 24% (1 de 4) dijo que revelaría el secreto más profundo, y oscuro de su mejor amigo aun cuando juró por cielo y tierra que no le diría a nadie. Por $500 dólares, el 66% dijo que besaría en los labios a un extraño. Por $50 dólares, 3 de 4 personas dijo que besaría a una rana. ¡Yo sí besaría una rana por $50 dólares!

La avaricia es muy común y los parámetros de qué haremos y por cuánto están arraigados en nuestro amor al dinero. El dinero no es el problema. El amor al dinero es el problema. Del amor al dinero surgen los fraudes, las mentiras, los robos, las traiciones, y los engaños. No obstante, en el fondo, la avaricia es acusar a Dios de no proveer por nuestras necesidades.

Haz clic aquí para ver videos de Más de la Vida
Haz clic aquí para escuchar a Más de la Vida
Haz clic aquí para escuchar a Más de la Vida Mujer

Haga clic aquí para visitar la página de Más de la Vida 
P. O. Box 14444 
Palm Desert, CA 92255
Email: info@masdelavida.com