10 Consejos Para un Feliz Año Nuevo 
© Copyright 2009 Más de la Vida con Jorge Cota

1. Aprovecha mejor el tiempo.

Efesios 5:15-17 Así que tengan [mucho] cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, 16aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. 17Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.

"tengan mucho" en el texto original Griego se refiere a ver, observar y contemplar, "cuidado" es un término matemático que describe la cuidadosa calculación de los números. Debemos pues, vivir de una manera cuidadosa de tal forma como si estuviésemos contando dinero o revisando un contrato.

2. Pon a Dios en primer lugar en tu vida.

Proverbios 3:5-6 Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes. 6Toma en cuenta a Dios en todas tus acciones, y él te ayudará en todo.

Mateo 6:33 Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y recibirán también todas estas cosas.

Aun cuando ya sabemos esto, en ocasiones somos consumidos por otras cosas que la vida ofrece y nos perdemos lo que es más importante. Poner a Dios en primer lugar, necesariamente no quiere decir que la vida estará libre de problemas, pero sí podremos seguir adelante.

3. Invierte tiempo leyendo la Biblia.

Salmos 119:11 He guardado tus palabras en mi corazón para no pecar contra ti.

2 Timoteo 3:16-17 Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir. 17De ese modo, los servidores de Dios estarán completamente entrenados y preparados para hacer el bien.

Ésta es otra sugerencia obvia. De manera que invierte algunos minutos leyendo la Biblia y ve los beneficios que brinda al leer y aplicar sus principios. La Biblia nos enseña cómo vivir, nos puede ayudar a regresar al camino correcto, nos muestra cuando nos hemos desviado - básicamente nos prepara para vivir mejor.

4. Ora.

Filipenses 4:6-7 No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. 7Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.

Quizás ya has de saber que debes orar…todos los días. Analiza la vida de Jesús. Él oraba para todo - oró antes de ser bautizado, oró antes de elegir a sus apóstoles, oró cuando se sintió con ganas de tirar la toalla, inclusive oró cuando estaba en la cruz, y hasta cuando se estaba muriendo. De manera que si el Rey del Universo necesitaba orar - ¿Qué tal tú?

5. Comparte tu fe.

Juan 17:18 Los envío a dar tu mensaje a la gente de este mundo, así como tú me enviaste a mí.

Esa es la razón principal del porqué Dios nos puso aquí: Para contar Su historia. La historia de un Dios que nos ama y nos ofrece perdón a través de Su Hijo. En este año qué tal si uno de tus propósitos es compartir el amor de Jesús a una persona que no conozca de él. Puede ser tu vecino, tu compañero de escuela, de trabajo, alguien en tu equipo de fútbol. Invierte este año amando a esa persona y cuando se presente la oportunidad cuenta la historia.

6. Vive con fe.

Mateo 9:27-29 Al salir Jesús de allí, dos ciegos lo siguieron, gritand --¡Ten compasión de nosotros, Hijo de David! 28Cuando Jesús entró en la casa, los ciegos se le acercaron, y él les preguntó: --¿Creen ustedes que puedo hacer esto? --Sí, Señor --le contestaron. 29Entonces Jesús les tocó los ojos, y les dij --Que se haga conforme a la fe que ustedes tienen.

Fe, es una respuesta positiva a un mundo negativo, no solamente es ser positivo y tener una actitud de "victoria" todo el tiempo, o pretender que todo es color de rosa cuando no lo es. Fe, es elegir un acercamiento positivo a cada problema y tener una actitud optimista hacia la vida. Es transformar la desilusión en Su solución.

7. Haz algo.

Proverbios 13:4 El perezoso desea y no consigue; el que trabaja, prospera.

Dios no puede dirigir una vida inactiva de tal forma que tú no puedes conducir un auto estacionado.

8. Sé alegre…y ríete.

Proverbios 17:22 Buen remedio es el corazón alegre, pero el ánimo triste resta energías.

No hay nada peor que encontrarse con una persona apática. La apatía es el pecado que cree en lo poco, le importa poco, busca poco, no le encuentra propósito a nada, vive por nada, y solamente se mantiene vivo porque no hay nada por el cuál valga dar la vida. Ralph Waldo Emerson dijo en una ocasión, "Nada grande se ha logrado sin entusiasmo". De manera que este año nos brinda una buenísima oportunidad para entusiasmarse por lograr algo.

9. Fíjate metas.

Proverbios 2:11 Piensa bien antes de actuar, y estarás bien protegido.

Proverbios 3:21 Conserva siempre el buen juicio, hijo mío, y no pierdas de vista la discreción.

Proverbios 14:22 ¿No se perderán los que traman el mal?; pero misericordia y verdad recibirán los que planean el bien.

1 Corintios 9:26 "Así que yo corro a la meta con un propósito definido…"

Las metas son imprescindibles para una vida exitosa. Imagínate un juego de fútbol sin porterías, o el baloncesto sin aros…así es la vida sin metas. En este año por qué no te propones una meta en las cuatro áreas de tu vida: desarrollo intelectual, condición física, crecimiento espiritual, y desarrollo social.

10. Deja de hacer pretextos.

Lucas 14:15-20 Cuando uno de los que estaban sentados con El a la mesa oyó esto, le dij ¡Bienaventurado todo el que coma pan en el reino de Dios! 16Pero El le dij Cierto hombre dio una gran cena, e invitó a muchos; 17y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los que habían sido invitados: "Venid, porque ya todo está preparado." 18Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero le dij "He comprado un terreno y necesito ir a verlo; te ruego que me excuses." 19Y otro dij "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos; te ruego que me excuses." 20También otro dij "Me he casado, y por eso no puedo ir."

En esta historia, las tres personas que hicieron pretextos se perdieron todo lo que Dios tenía para ellos. No permitas que otros sean tus pretextos. Rehúsate a echarle la culpa a otros. No permitas que tus fracasos sean un pretexto y no permitas que la adversidad llegue a ser un pretexto.

Proverbios 28:13 Quien esconde su pecado jamás puede prosperar; quien lo confiesa y lo deja, recibe el perdón.

Recuerda: Dios no perdona pretextos, perdona pecados. Las buenas intenciones por más buenas que sean, si no tienes a Jesús en tu corazón, son buenas para nada.  

Haz clic aquí para ver videos de Más de la Vida
Haz clic aquí para escuchar a Más de la Vida
Haz clic aquí para escuchar a Más de la Vida Mujer

Haga clic aquí para visitar la página de Más de la Vida 
P. O. Box 14444 
Palm Desert, CA 92255
Email: info@masdelavida.com