Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 10 de Agosto

  • 2011 Aug 10
  • COMMENTS
  

 

No es correcto

Porque yo sé  muy bien los planes que tengo para ustedes –afirma el Señor--, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.Jeremías 29:11

Michael Dupree luego de su arresto y sentencia a doce años de cárcel por robo y posesión de cocaína, presentó una demanda judicial de medio millón de dólares contra los tres hombres que lo capturaron cuando escapaba con una bicicleta que había robado.

Dupree dice que esos hombres le apuntaron con una pistola, lo esposaron, y lo sujetaron clavándole una rodilla en la espalda, causándole así un gran dolor. En su demanda dice que, por su innecesaria rudeza, terminó con  “discapacidades permanentes y trastornos psicológicos”.

Por su parte, uno de los demandados dice: “Cuando me enteré de la demanda, pensé que era una broma. Yo soy la víctima”.

En el correr de los años me he dado cuenta que muchas personas tratan de hacerle lo mismo a Dios. Me refiero a aquellos que tratan de hacer de Dios el ‘malo’ que ocasiona todos los pecados, penas y problemas del mundo.

Si alguien se enferma, muere en una guerra, o tiene un accidente, esas personas dicen: “¿Por qué hace Dios estas cosas? ¿Por qué me castiga así?”

La verdad es que las enfermedades, los conflictos, y los problemas son el resultado del pecado, y no de alguna faceta irracional o vengativa en la personalidad del Señor. El  Señor dice: “Porque yo sé  muy bien los planes que tengo para ustedes, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”.

Si tiene alguien duda acerca de la sinceridad del Señor, fíjese en el pesebre de Belén o en la cruz  de Jesús en Jerusalén. Allí verá el amor de Dios expresado en la persona del Salvador que vino a nuestro mundo a entregar su vida como rescate por la nuestra.

ORACIÓN: Padre celestial, podrías castigarme justamente por todo lo que he hecho mal. Pero, en lugar de ello, escogiste salvarme enviando a Jesús a vivir, morir y resucitar para que yo pueda ser perdonado y tenga vida eterna. Permite que todo lo que yo haga refleje mi gratitud. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com