Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 2 de Agosto

  • 2011 Aug 02
  • COMMENTS
  

 

Buscar no siempre es encontrar

Busquen, y encontrarán. Mateo 7:7b

Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades. Hebreos 10:17

La Biblia dice: “Busquen y encontrarán”.

Pero no siempre es así. Permítanme explicar. Debido a un accidente, un pozo de petróleo derramó millones de galones de petróleo crudo en el Golfo de Méjico.

Se supone que debía ser fácil encontrar todo el petróleo derramado. Sin embargo, ocurrió que ni las agencias del gobierno ni los pescadores contratados para tal función podían encontrar el petróleo en cuestión. Aparentemente, era un montón de petróleo muy escurridizo para encontrar.

Entonces, ¿qué ocurrió con el petróleo? Nadie lo sabe. Lo que me lleva a preguntarme: ¿qué pasa con nuestros pecados cuando recibimos fe en Jesús?

La carta a los Hebreos dice: “Dios nunca más se acordará de nuestros pecados y maldades”. Podemos haber pecado durante muchos años y cometido muchas transgresiones, pero, gracias a Jesucristo, el Señor nunca más se acordará de nuestros pecados.

Nuestros pecados desaparecen.

Usted puede buscarlos y tratar de encontrarlos tanto como desee. Pero sus pecados han desaparecido. No han sido absorbidos por nuestro ecosistema personal; no se han evaporado, ni están escondidos esperando a que alguien los encuentre.

No. Han desaparecido, y por completo. Y esta es una muy buena noticia. Una buena noticia que recibimos gracias a la vida, sufrimiento y sacrificio de Jesucristo.

Abreviando, éstas son las mejores noticias que podemos oír. Incluso mejores que la desaparición de millones de galones de petróleo derramados.

ORACIÓN:  Padre celestial, te damos gracias por el sacrificio de tu Hijo. Bendíceme Señor, y permite que mi vida refleje mi gratitud. Líbrame del pecado; dame fuerza en la fe. En el nombre del Salvador. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com