Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 20 de Abril

  • 2016 Apr 20
  • COMMENTS
  

 

Perdiendo el temor

Después de esto, José de Arimatea le pidió a Pilato el cuerpo de Jesús. José era discípulo de Jesús, aunque en secreto por miedo a los judíos. Con el permiso de Pilato, fue y retiró el cuerpo. También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, llegó con unos treinta y cuatro kilos de una mezcla de mirra y áloe. Ambos tomaron el cuerpo de Jesús y, conforme a la costumbre judía de dar sepultura, lo envolvieron en vendas con las especias aromáticas. En el lugar donde crucificaron a Jesús había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo en el que todavía no se había sepultado a nadie. Como era el día judío de la preparación, y el sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús. Juan 19:38-42

El hombre llamado José era un discípulo adinerado y miembro del Sanedrín, que no había estado de acuerdo con la condena de Jesús (ver Lucas 23:50-51). Como temía represalias, José se había mantenido como un discípulo secreto. Era como Nicodemo. Eran amigos que juntos seguían y reverenciaban a Jesús.

Cuando todos los seguidores más cercanos a Jesús habían huido, José y Nicodemo lograron superar sus miedos humanos gracias a su temor a Dios y reverencia a Jesús. Juntos se encargaron de proveer lo necesario para sepultar a Jesús, y pusieron su cuerpo en la tumba de José (ver Mateo 27:57-60).

José y Nicodemo superaron su temor humano porque comprendieron que Jesús, quien vive en nosotros por su Espíritu, nos da poder para que superemos todos nuestros temores.

¿Alguna vez ha dejado de apoyar a alguien por temor a lo que otros podrían hacerle? ¿Ha guardado silencio cuando alguien ha sido acusado falsamente o despedido, aun cuando lo que estaba sucediendo estaba mal?

ORACIÓN: Señor Jesús, en vez de ayudar, a veces me oculto por temor de los demás. Gracias por perdonarme estos fracasos. Permíteme ser más honesto y tener más coraje en tu fortaleza. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

 

Archives

Follow Crosswalk.com