Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 27 de Marzo

  • 2014 Mar 27
  • COMMENTS
  

 

Finales eternos

Entra en el gozo de tu Señor. - Mateo 25:21 (14-30)

Miércoles de Semana Santa

La parábola del siervo negligente forma parte del grupo de las parábolas escatológicas que Jesús pronunciara durante la semana de su crucifixión y muerte. En cada una de ellas Jesús menciona el juicio al final de los tiempos. En la parábola para hoy hay dos finales felices y un final infeliz. Lo que tienen en común estos finales es que los tres son eternos.

Aunque para nosotros, hombres mortales y temporales, es muy difícil entender la dimensión de la eternidad, es necesario que prestemos atención a este tema porque, indefectiblemente, la eternidad es lo que nos espera después de la muerte.

¿Cómo estamos usando los talentos que Dios nos dio? Dios nos repartió sus dones cómo él quiso y en las cantidades que quiso, pero no dispuso cómo debemos usarlos y reproducirlos, sino que nos dio la libertad de ponerlos a trabajar de la manera que a nosotros mejor nos parezca. ¡Qué Padre tan generoso y lleno de confianza! Dios confía en que haremos un buen trabajo, que seremos capaces de perdonar porque fuimos perdonados, que amaremos a quienes nos rodean porque él nos llenó de su amor en Jesús, y que ayudaremos a los necesitados porque cuando estuvimos necesitados de paz, amor, y vida, él nos los dio abundantemente. 

El punto álgido de la parábola es que, el que repartió los dones, va a volver. Entonces, ¿cómo lo esperas? ¿Contento porque has producido algo? No enterremos los dones que el Señor nos dio. Él fue muy generoso con nosotros, que no merecíamos nada, para que nosotros seamos generosos en su nombre. Delante de nuestros ojos permanece la promesa: “Entra en el gozo de tu Señor.” ¿Te imaginas pasar la eternidad con un Dios feliz y contento? Gracias a Jesús, esto será posible.

Gracias, Padre, por los talentos que me diste. Ayúdame a ponerlos a trabajar para que produzcan frutos de amor para ti. Amén.

Rev. Dr. Héctor Hoppe

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com