Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 31 de Diciembre, 2013

  • 2013 Dec 31
  • COMMENTS
  


¡Bendito sea Dios!

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo. Efesios 1:3

Al llegar al último día del calendario, es bueno que miremos hacia atrás para repasar lo vivido y así reconocer cómo y cuándo estuvo la mano de Dios guiándonos y guardándonos. Así podremos  sonreír con júbilo, y decir: ¡Bendito sea Dios!

Una de las profecías sobre el nacimiento del Mesías la encontramos en el libro de Isaías: "Por eso, el Señor mismo les dará una señal: la joven concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará Emanuel" (Isaías 7:14). El nombre Emanuel significa: ‘Dios con nosotros’.

No podemos negar que Dios estuvo con nosotros en el año que termina. Él envió “la lluvia y el sol” para que la tierra diera fruto, y nos preservó la vida. Muchas son las razones que cada uno de nosotros tiene para decir: ¡Bendito sea Dios!

Pero la bendición más grande que hemos recibido es creer, enseñar y confesar que Dios Padre envió a Jesús para ofrecer su vida santa y justa a cambio de la nuestra pecaminosa y desobediente. Todas las bendiciones que tenemos, y que recibiremos, nacen en el corazón del Padre… pero todas están conectadas a Jesucristo y su obra salvadora.

El acto de amor sublime que comenzó en Belén continuó hasta el Calvario. Cada gota de sangre de Jesús fue derramada para el perdón de nuestros pecados y nuestra salvación. Por Cristo, por la sola gracia, somos herederos del reino de Dios.

ORACIÓN: Padre celestial, con alegría te alabo y con gratitud reconozco que tú perdonaste mis pecados y sanaste mi alma. Ayúdame a contagiar a todos los que me rodean  con el gozo de tu salvación. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com