El perdón de Jesús nos hace auténticos

Allí le llevaron un paralítico, tendido sobre una camilla. Cuando Jesús vio la fe de ellos, le dijo al paralítico: “Ten ánimo, hijo; los pecados te son perdonados”. - Mateo 9:2

¿Consigues esconder tus errores y tus faltas? Quizás conseguimos ocultarlos de nuestros compañeros, amigos o familiares. Pero de Dios es imposible ocultar cualquier cosa, pues nada pasa desapercibido a los ojos de Dios. Ni siquiera los errores más íntimos que cometemos.

¿Te asusta escuchar esto? Debes saber que Dios no tolera el pecado pero que, gracias a Jesucristo, él ama y perdona al pecador. Y para ti él tiene el siguiente mensaje: “Ten ánimo, hijo; los pecados te son perdonados” (Mateo 9:2b). Entonces, vive este día con la certeza de la vida y del perdón que Jesucristo te ofrece.

ORACIÓN: Amado Dios, reconozco mis debilidades y mis pecados. Ayúdame a confiar en tu perdón, y ayúdame a vivir de manera transparente. Por amor a Jesús. Amén.

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com