Octubre 17

Victoria en la guerra espiritual

EFESIOS 6.10–13

La Biblia enseña que Satanás le ha declarado la guerra a Dios y a los que le siguen. Esto significa que todos los cristianos están en un campo de batalla espiritual.

En cualquier conflicto, los soldados deben tener el equipo adecuado y la capacitación sobre cómo usarlo. De lo contrario, sería imposible esperar el éxito. De la misma manera, debemos seguir las instrucciones de Dios acerca del uso de la armadura espiritual que Él nos ha suministrado.

Examinemos cada elemento. Primero, el cinturón de la verdad nos indica que debemos conducirnos de acuerdo con la Biblia, la que nos mantiene en la seguridad de la voluntad de Dios. Segundo, la coraza de justicia protege nuestro corazón de emociones equivocadas. Tercero, debemos tener pies que estén dispuestos a mantenerse firmes contra el diablo y a llevar las buenas nuevas a los demás (Is 52.7). Cuarto, el escudo de la fe detiene los dardos de fuego de Satanás y nos permite enfrentar la duda, el miedo y la confusión. Quinto, la espada del Espíritu es el arma verdadera para causar daño a nuestro adversario. La Biblia, que es “más cortante que toda espada de dos filos” (He 4.12), nos transforma para que seamos como Jesús, arrojando luz en un mundo oscuro y permitiendo que los ciegos espiritualmente vean. Por último, el casco de la salvación es la protección para nuestros pensamientos.

¿Comprende usted, en verdad, que tiene un enemigo activo? Éste trata siempre de alejarle del Señor Jesús. La senda de Satanás parece cómoda y buena, pero solo conduce a la perdición. No hay término medio: o lucha contra el Satanás, o éste le alejará con engaño de la verdad.

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional