Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 7 de Marzo, 2016

  • 2016 Mar 07
  • COMMENTS

Mar 7 Un pueblo de títeres como Pinocho

FUERZA 

Un pueblo de títeres como Pinocho

Isaías 3:12

¡Pobre pueblo mío, oprimido por niños y gobernado por mujeres! NVI 

“El árbol es masculino pero cuando se le convierte en madera se vuelve femenino… Sucede lo mismo con muchos sustantivos de nuestro idioma. Cuando algo se vuelve útil, su género se torna femenino. La cultura matriarcal crea una generación de hombres que se sienten inútiles”. Esto comentó el reportero de la BBC Timothy Allen refiriéndose a Meghalaya, India: Un lugar donde las mujeres gobiernan y los hombres son sufragistas. 

El pequeño y montañoso estado de Meghalaya en la India funciona con un sistema matriarcal donde la propiedad y la riqueza pasan de la madre a la hija, en vez del padre al hijo, y con esto se ha despojado a los hombres de su hombría, política y socialmente hablando. 

Ayer me encontraba en Londres atendiendo algunos negocios relacionados con casa y comida. Un amigo me había enviado un correo electrónico refiriéndose a un puesto en una iglesia que ofrecía alojamiento, un salario modesto y un gran campo misionero. La iglesia estaba dirigida y administrada por una hermana. “¿Considerarías la posibilidad de aplicar para el puesto?” me preguntó, y contesté “No”. 

Caminé hasta la estación Victoria para tomar el tren y se produjo un incidente que hizo que los autos de la policía y las ambulancias pasaran a mi lado a toda velocidad. En su mayoría estaban ocupados y manejados por mujeres. Aun cuando resulta difícil tomar seriamente a una mujer pequeña y rubia con su cabello recogido en una cola de caballo y usando maquillaje suave, cada vez con mayor frecuencia, vemos a mujeres policías patrullando las calles de nuestra ciudad. Al momento de escribir esto tengo 52 años, y recuerdo que recientemente el último bastión masculino en la Marina Real ha caído ya que las mujeres han sido autorizadas a servir en los submarinos. Me pregunto: ¿Estamos los hombres, la iglesia o la sociedad en una mejor situación gracias a esta aparente emancipación de género? Bueno a pesar del ideal de la ‘Nueva Generación’, el ‘Voyager’ y el ‘Espacio Profundo Nueve’, creo que estamos mucho peor; también creo que no se trata solamente de que los hombres deban reprogramar sus mentes para acomodarlas al así llamado ‘género liberado’ y ‘era iluminada’, pues verán, a pesar de ser educados por mujeres, curados por mujeres, juzgados y controlados en su mayor parte por mujeres y, en breve sin duda, protegidos en las líneas de fuego por mujeres, un hombre sigue siendo un hombre con todo lo que ello implica. Es él el que debe gobernar, proveer y proteger. Gramática errónea, es posible, pero una buena forma de vivir a pesar de todo, porque si los hombres no cumplen con este imperativo trinitario se enferman de, ¡oh, tantas maneras diferentes! 

Mi grueso abdomen tipografiado como el Himalaya, dos veces herniado y sujeto por una gaza quirúrgica, hace mucho que succionó lo que había de ‘macho’ en mis huesos. Y por si esto no fuera suficiente, he estado casado con mi esposa por 33 años y la amo mucho, es más inteligente que yo y en muchos aspectos más agradable. Fui su sostén para que terminara su educación y la apoyé en su rol como Directora de una organización y realmente pienso que se siente amada, honrada y respetada por mí. Les digo esto porque de ninguna manera soy un macho misógino. Soy, sin embargo, un activista bíblico y por ello he de cuantificar a dónde hemos llegado de acuerdo con el mandamiento y el ideal bíblico. 

Como comprenderán, una gran mayoría de hombres, jóvenes y viejos en nuestra sociedad y en nuestra iglesia están sexual, moral y direccionalmente perdidos. No tienen idea de lo que significa ser hombre. No hay un curso que lo enseñe, no hay un grupo de hermanos en la fe que presente un modelo y, lamentablemente, hay muy poco liderazgo masculino, especialmente para guiar el camino en la iglesia. Esto significa que como iglesia nos hemos afeminado en palabras, adoración y vida práctica. 

No pocos demógrafos sociales ateístas ya están profetizando el colapso de la sociedad occidental por la pérdida de la familia de acuerdo al modelo Bíblico, sin embargo, no se escuchan voces proféticas clamando fuertemente por el honor de la hombría y la femineidad bíblicas, las cuales han sido consideradas y adoptadas por mi iglesia en la actualidad. Por el contrario, nos hemos arrojado de cabeza con deferencia gratuita e hipócrita hacia lo políticamente correcto. Por lo tanto, debemos preguntarnos: “¿Hay alguna esperanza para nuestra permanencia y alguna bendición como iglesia y como nación?” Mi respuesta a esa pregunta es un ‘no’ y un ‘sí’. Por el lado del no, no hay esperanza porque no estamos cambiando la iglesia y ahí está el problema. Verán, una iglesia fuerte y bien cimentada en sus principios, cambiará a la sociedad. Por otro lado, una iglesia bíblicamente débil será cambiada por la sociedad. Por el lado del sí, hay esperanza, porque si cambiamos la iglesia, si comenzamos nuevamente sobre las bases bíblicas en cuanto a los roles de los hombres y las mujeres, entonces hay esperanza de redención del orden bíblico. Implicará trabajo duro y difícil, pero puede hacerse. ¡Tomará tiempo, pero puede hacerse!

“El árbol es masculino pero cuando se le convierte en madera se vuelve femenino”. No puedes cambiar las instituciones, las organizaciones y las fuerzas que fueron creadas por mujeres fuertes y por hombres de aglomerado. Debes separarte de ellos; debes comenzar de cero. Será difícil, pero si ha de haber algún tipo de redención de nuestra iglesia y luego de nuestra sociedad, entonces, dicha revolución es absolutamente necesaria. 

Esto significa que ahora en la iglesia y en las comunidades cristianas (dejen que el mundo haga lo que le plazca – repito – dejen que el mundo haga lo que le plazca) los hombres deben orientarse hacia la masculinidad. Sí, en lo que se refiere a la provisión, la práctica, la educación, el entrenamiento, los negocios, las tutorías y los adiestramientos en la iglesia verdadera los hombres deben discriminar de manera positiva en favor de otros hombres. Los hombres o mujeres que lean esto, ¡tomen sus posiciones por lo positivo y elijan formar parte de esta revolución para volver nuevamente al modelo del hombre y la mujer bíblicos! 

Reflexiona:- No se unan en yugo desigual con los incrédulos. Porque, ¿qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión puede tener la luz con la oscuridad? ¿Qué armonía tiene Cristo con el diablo? ¿Qué tienen en común un creyente con un incrédulo? ¿En qué concuerdan el templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente. Como Él ha dicho: “Viviré con ellos y caminaré entre ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo”. Por tanto, el Señor añade: “Salgan de en medio de ellos y apártense. No toquen nada impuro y yo los recibiré. Yo seré un padre para ustedes, y ustedes serán mis hijos y mis hijas, dice el Señor Todopoderoso.” 2ª. Corintios 6:14-18 

Ora: -  Señor, hoy oramos, no para el detrimento o la deshonra de las mujeres, ya sean ellas madres, esposas o hermanas, colegas, campeonas o reinas, sino por bendición y honra para Tus hombres. Por favor, por el bien de Tu iglesia, haz que los hombres sean aquello para lo que Tú los creaste. Bendícelos Señor de tal forma que les permita dirigir y reinar, proveer y proteger con toda integridad, rectitud y honor. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

Archives

Follow Crosswalk.com