;

Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 24 de Febrero, 2018

  • 2018 Feb 24
  • COMMENTS
  

Febrero 24

Leer Mateo 17:24-27

¿PAGAS TUS IMPUESTOS?

Cuando Jesús y sus discípulos llegaron a Capernaúm, los que cobraban el impuesto del templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: “¿Su maestro no paga el impuesto del templo?” (Mateo 17:24 NVI)

El impuesto del templo era algo que cada judío debía pagar para subvencionar el templo. Es por ello que, cuando los cobradores de impuestos le hicieron esa pregunta a Pedro, probablemente lo que querían saber era si Jesús era un buen judío que apoyaba al templo. La forma en que hicieron la pregunta: ‘¿Su maestro no paga el impuesto del templo?’, sugiere que tenían dudas.

Pedro fue a buscar a Jesús, y Jesús le hizo una pregunta inesperada: “Los reyes de la tierra, ¿a quiénes cobran tributos e impuestos: a los suyos o a los demás?” (Mateo 17:25b). No hace falta pensar mucho para ver la conexión: Dios, el Rey de todo, tampoco le cobra impuesto a su propio Hijo. O sea que Jesús está exento de pagar el impuesto del templo.

Pero si nos fijamos bien, vemos que Jesús utiliza el plural cuando le dice a Pedro: “Entonces los [hijos] suyos están exentos” (Mateo 17:26b). ¿Quiénes son esos otros hijos del Rey? Pedro. Tú. Yo. Cada creyente en Jesús. Jesús dio su vida para hacernos hijos de Dios. Ahora somos verdaderamente libres; y no sólo del impuesto, sino de todas las demandas imposibles de la Ley, pues Cristo las ha satisfecho todas.

Ahora su Espíritu Santo vive en nosotros dándonos fe y haciéndonos cada vez más como Jesús. Veamos lo que Jesús dice: “Pero para no escandalizar a la gente, vete…” (Mateo 17:27a), y dice el milagro que va a hacer para obtener el dinero necesario para pagar el impuesto del templo para los dos “… para no escandalizar a la gente”. Jesús no les debe nada, pero igual lo va a pagar para evitar molestarlos innecesariamente y especialmente para asegurarse de que nada se interponga en el camino que eventualmente los llevará a creer las Buenas Nuevas sobre él.

“Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor” (Gálatas 5:13). Ahora que Jesús nos ha hecho hijos de Dios, su Espíritu Santo vive en nosotros permitiéndonos amar y servir a nuestros prójimos, incluyendo a los cobradores de impuestos. El Señor está obrando a través de nosotros para acercar a la fe en Jesús a quienes nos rodean.

Oración: Querido Señor, gracias por hacerme libre en ti. Ayúdame a servir a los demás, así como tú me has servido a mí. Amén.

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 



Archives

Follow Crosswalk.com