Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Con Diseño Divino

Ánimo Para la Mujer - La Semana del 3 de Abril

  • 2013 Apr 03
  • COMMENTS

 

O DIOS LO MANDA, O LO PERMITE                                                                     Van Walton

“Se sentará como fundidor…los refinará como se refinan el oro y la plata…”Malaquías 3:3(NVI)

Lectura:

No estaba contenta con todos esos cambios que se estaban presentando en mi vida. De hecho la frase “no estaba contenta” apenas describe esa “caída libre” emocional. 

Devastada, petrificada, paralizada, perdida, enojada, incrédula, incluso algo trastornada. Esos adjetivos sí que me describían.

 “¡No a mí!” Lo repetía constantemente. Ni en mis sueños más descabellados podía imaginar que mi vida terminaría en ese punto.

Durante ese tiempo de angustia prácticamente inconsolable, mi prima me envió unas palabras sabias y reconfortantes: “Recuerda, o Dios lo manda, o lo permite”.

Sus palabras me ayudaron a entender que Dios tenía el control y que debía haber una razón detrás de aquellas circunstancias.

O Dios lo mandó, o lo ha permitido.

Meditaba en la frase. ¡Tenía sentido! Poco a poco la paz reemplazó a la angustia, la aceptación reemplazó a la ira, la sumisión a la incredulidad. ¿Podría Dios permitir estas circunstancias para cambiar algo en mí? ¿Podría Dios conceder el permiso para que yo atravesara este fuego por una razón específica?

Malaquías 3:3 es la imagen del fundidor de plata purificando el precioso metal. Dios comparte esta palabra en una imagen, para mostrarnos que él es el fundidor que nos refina, Él es aquel que quema los residuos, lo que es mínimo, trivial o inferior. En otras palabras, lo que no es necesario o no es útil.

La mayoría de nosotros estamos de acuerdo en que las pruebas de la vida pueden parecer castigos. Una perturbación mayor parece hacernos sentir miserables. La verdad es que Dios nos transforma con cada prueba que experimentamos. Él está quitando esos “residuos” o imperfecciones de nosotros. Cada vez que sobrevivimos a una prueba difícil nos hacemos más fuertes, más sabios, más preparados para el siguiente reto. Somos conquistadores y triunfadores con la ayuda de Dios.

Las pruebas difíciles, las adversidades, las aflicciones son permitidas por Dios para nuestra perfección. O él las permite o las planea. Si Dios ha permitido intencionalmente un camino difícil para nosotros, él tiene un propósito.

Pero no siempre se trata de nosotros. Dios puede traer dolor, sufrimiento o distracción en nuestro camino para enseñar a otros sobre su amor, entereza y piedad. La manera en la que reaccionamos al estrés refleja lo que creemos sobre Dios y permite a otros ver su fidelidad.

Pocos de nosotros somos inmunes ante circunstancias desesperantes. Pero algunas veces son la mejor manera para que Dios nos perfeccione. Él quiere mostrarnos como su obra maestra para dar esperanza al mundo. A veces no nos sentimos bien con las decisiones que vienen de lo alto por parte de Dios. Duelen, te estiran, lo sé, he sentido ese dolor, ese estiramiento, la agonía penetrante.

Sin embargo, si Dios planea mis circunstancias, entonces debo confiar en que él tiene un propósito. Creo que nos manda “tareas” para que podamos mostrar al mundo que él es digno de confianza y que tiene buenos planes. Si yo moldeo mi confianza en él, estoy anunciando al mundo, con mis acciones y actitud que nuestro gran Dios sabe exactamente lo que está haciendo con mi vida.

Nada se compara con conocer y confiar en que el Señor tiene el control… especialmente cuando todo lo que me rodea parece inestable. Él no permitirá o planeará algo difícil para nuestro caminar sin tener un gran propósito detrás. Algo que nos hará más santos, más como él y donde brille su gloria. ¡Nuestra experiencia no es en vano!

Padre Santo, la angustia que siento cuando mi vida me cierra puertas parece ser más de lo que puedo soportar. Dame fuerzas para seguir adelante y recuérdame de tu paz. Mantenme enfocada en la verdad de que tú tienes un gran plan y un propósito. En el nombre de Jesús, amén.

Recursos relacionados:
Visite El blog de Van Walton

From the Pound to the Palace es un libro para niños que ilustra cómo Dios rescata a los suyos en situaciones difíciles. (El libro está disponible en inglés).

Cuando compras algún recurso a través de Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas áreas que este ministerio ofrece gratuitamente para dar esperanza. Quisiéramos poder competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos extremadamente todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Segunda lectura: Ustedes, las que leen nuestras lecturas, han estado pidiendo más de una lectura a la semana. Gracias a Dios por nuestras voluntarias que las traducen, ahora podemos ofrecerles dos lecturas semanales. Esta lectura estará disponible los sábados en nuestra página. Es una bendición darles estas lecturas, pero esto implica un costo financiero. Así que tenemos una petición especial para este nuevo año; y aunque Dios siempre provee de maneras extraordinarias, en muchas ocasiones él usa a sus hijas para que otros tengan. ¿Quisieras ser parte de esta bendición, para que nuestro ministerio pueda alcanzar a muchas más mujeres, y contribuir con un regalo financiero? Tu donación, grande o pequeña, será de gran ayuda. Gracias.

Reflexiona y responde:
Piensa en algún momento en el que tuviste que enfrentar alguna situación difícil.

¿Cómo fue? ¿Cómo te afectó? ¿Qué aprendiste de esa experiencia? ¿Podrías decir hoy que Dios te llevó a esa situación para que aprendieras una lección espiritual como resultado?

Considera las vidas de grandes hombres y mujeres de Dios. Recuerda que la mayoría de ellos lograron ser grandes a través de pruebas y tribulaciones.

Versículos poderosos:
Mateo 5:14,16 “Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. .. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo”. (NVI)

Romanos 12:2b, "... más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas…” (NTV)

© 2013 por Van Walton. Todos los derechos están reservados.

Archives

Follow Crosswalk.com