Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 13 de Enero

  • 2014 Jan 13
  • COMMENTS


Read Genesis 37

En la lectura de hoy:

Los sueños de José; José vendido como esclavo; las crueles mentiras de la esposa de Potifar; José en la prisión

José era el único hijo de los 12 hijos de Jacob que había expresado algún interés en las cosas espirituales. José estaba muy preocupado por la mala conducta de sus hermanos mayores cuando ellos estaban lejos de la casa. «José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos . . . e informaba José a su padre la mala fama de ellos» (Génesis 37:2). El hecho de que Jacob « . . . había tenido (a José) en su vejez» (37:3), y que probablemente se interesaba por el bienestar espiritual de sus hermanos, esto llevó a Jacob a amarle «más que a todos sus hermanos» (37:4).

Hay personas que nos desaniman cuando sacamos a luz alguna injusticia, y hay otras personas que nos dicen que ellos no quieren involucrarse en eso. Pero José poseía una gran integridad espiritual, la cual lo llevó a enfrentarse al abuso de sus hermanos al exponer sus caminos malvados. La envidia de ellos se convirtió en odio cuando José compartió sus sueños proféticos (37:5-7). Sus hermanos se burlaban de él, diciéndole: «¿Reinarás tú sobre nosotros? . . . Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños» (37:8).

Los hermanos de José fueron « . . . a apacentar las ovejas de su padre en Siquem» que estaba bastante lejos de la casa (37:12). Algún tiempo despúes, Jacob, preocupado por el bienestar de sus hijos, mandó a José para ver si todo les iba bien a ellos (37:14). Después de buscarlos por largo tiempo, José encontró a sus hermanos cerca del pueblo de Dotán (37:17).

Cuando los hermanos vieron a José que venía, « . . . ellos, conspiraron contra él para matarle. . . . y diremos: Alguna mala bestia lo devoró» (para mentirle a su padre) (37:18-20). Tan espantoso como todo esto fue para el pobre muchacho, «ellos quitaron a José su túnica de colores . . . y le tomaron y le echaron en la cisterna» (37:23-24). José fue vendido como un esclavo a los ismaelitas, quienes lo vendieron en el mercado de los esclavos a Potifar, oficial de Faraón, el capitán de la guardia (37:27-28,36; 39:1). Las últimas memorias que los hermanos tuvieron de José, fue al recordar la angustia de su alma cuando rogaba por su vida (42:21).

Dios usó esta experiencia en la vida de José en Egipto para prepararlo para mantener en vida al pueblo de Dios, y así también el linaje del Mesías que iba a venir, Jesucristo. «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados» (Romanos 8:28).

Pensamiento para hoy:

La fe se hace más fuerte cuando nuestras pruebas son aceptadas pacientemente.

Lectura opcional: Mateo 13

Versículo de la semana para aprender de memoria: Salmos 100:3

Archives

Follow Crosswalk.com