Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 19 de Mayo

  • 2014 May 19
  • COMMENTS


1 Chronicles 24

En la lectura de hoy:

Los deberes asignados a los sacerdotes; los músicos y los cantores; la división de los porteros; los tesoreros y otros oficiales

«David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio . . . » los levitas, los sacerdotes, los cantores, los porteros, los tesoreros, y otros cargos (I de Crónicas 25:1; 9:22-29) del templo a quienes le encargaron la responsabilidad de la adoración del templo. Los porteros fueron llamados «hombres robustos y fuertes para el servicio» (26:8). Estos eran los coatitas y los meraritas, descendientes de Leví (Génesis 46:11). Los veinticuatro porteros cuidaban las puertas de día y de noche para no permitir que alguien sin autoridad tratase de entrar (I de Crónicas 26:17-18).

Cada posición era igual y de suma importancia para mantener la adoración del templo tal y como ordenó el Señor. Hoy en día, todo lo que se necesita hacer en la iglesia y en los ministerios dedicados a cumplir la gran comisión es también una responsabilidad sagrada de Dios.

Mucho antes, David había hecho planes para hacer a Jerusalén el centro religioso de Israel en llevar allí el arca. Después que Uza murió por tocar el arca, ella había sido llevada a la casa de Obed-edom. Cuando Obed-edom recibió el arca, él recibió mucho más que la Palabra de Dios; él recibió la misma Presencia de Dios que estaba sobre el propiciatorio (Éxodo 25:22; I de Samuel 4:4; II de Samuel 6:2). La Presencia del Señor trajo grandes bendiciones a la casa de Obed-edom. En misma forma, la Presencia del Señor bendecirá también nuestras familias y nuestras casas cuando la Palabra de Dios es preeminente en nuestras vidas.

Algunas personas ignoran el señorío del Maestro y su derecho como dueño de sus vidas y no quieren reconocer su posición como administradores del Señor en sus talentos, en su tiempo, y aun en sus diezmos al Señor. Los cuales se deben usar para Sus propósitos en vez de para nuestros placeres e intereses personales. Dios nos da cada día y nos encarga todos estos dones para llegar a ser como Jesucristo y glorificar Su nombre. Lo que Dios ha puesto en nuestro cuidado puede llegar a ser de grandes bendiciones para otros; pero, si lo usamos para propósitos egoístas, entonces puede llegar a ser una maldición.

En nuestros devocionales familiares, vamos a darle gracias a nuestro Padre Celestial por cada uno de nuestros hijos y vamos a ayudarles a que sepan que ellos son muy importantes para Dios. «El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel . . . Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?» (Lucas 16:10-11).

Pensamiento para hoy:

Lo más supremo en nuestros pensamientos siempre debe ser nuestro Cristo y Su Palabra.

Lectura opcional:

I de Corintios 6

Versículo de la semana para aprender de memoria: II de Corintios 8:9

Archives

Follow Crosswalk.com