Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 22 de Julio

  • 2014 Jul 22
  • COMMENTS


Proverbs 8

En la lectura de hoy:

Los beneficios de la sabiduría; el sabio y el necio son comparados

Nada en esta vida puede ser más atesorado, y sin precio, que conocer la Palabra de Dios. Tal y como Salomón le habló estas palabras a su «hijo», Dios nos está hablando a nosotros como a «hijos». «Justas son todas las razones de Mi boca; no hay en ellas cosa perversa ni torcida. Todas ellas son rectas al que entiende, y razonables a los que han hallado sabiduría. Recibid Mi enseñanza, y no plata; y ciencia antes que el oro escogido. Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella» (Proverbios 8:8-11).

¿Es alguna sorpresa que Satanás busca sobre todas las cosas evitar que el creyente lea la Palabra que Dios ha escrito, la cual nos guía a conocer y a poder discernir el bien del mal? Cuando lo primero que consideramos es el amor, la lealtad, y nuestro servicio al Señor, somos guiados a la obediencia de Su Palabra.

«El temor de Jehová (un profundo e impresionante respeto) es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia» (9:10). Esta sabiduría y entendimiento cubre cada aspecto de nuestra vida e incluye: la vida física, la vida espiritual, la vida financiera, y el buen estado de la vida social. «El temor de Jehová es aborrecer el mal; la soberbia y la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco. Conmigo está el consejo y el buen juicio; Yo soy la inteligencia; Mío es el poder . . . Yo amo a los que Me aman (la sabiduría), y Me hallan los que temprano (sinceramente) Me buscan. . . . Ahora, pues, hijos, oídme, y bienaventurados los que guardan Mis caminos. . . . Porque el que Me halle, hallará la vida, y alcanzará el favor de Jehová. Mas el que peca contra Mí, defrauda su alma; todos los que Me aborrecen aman la muerte» (8:13-14,17,32,35-36).

La diferencia básica entre la persona sabia y la necia está en el uso que cada una le da al tiempo, a sus talentos, y a las posesiones materiales. Cuando nosotros confiamos en Dios y en Su Palabra, eso resultará en una preciosa obediencia a Él y a lo que Dios quiere que hagamos con nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestras posesiones (3:5-6).

Siempre estamos en uno de dos caminos en nuestra jornada por la vida. El camino que los sabios siguen es estrecho y mucho más difícil, pero trae satisfacción, paz, y vida eterna. Sin embargo, el camino ancho de los necios inevitablemente les guía a la vanidad y últimamente al lago de fuego eterno. «Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego» (Apocalipsis 20:14-15).

Pensamiento para hoy:

El descuidarse de ayudar a otros es motivado por el egoísmo.

Lectura opcional: Tito 3

Versículo de la semana para aprender de memoria: Gálatas 6:9

Archives

Follow Crosswalk.com