Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 4 de Marzo

  • 2014 Mar 04
  • COMMENTS


Deuteronomy 8

En la lectura de hoy:

Exhortación para cumplir los mandamientos; recordatorio de la rebelión de sus padres, el becerro de oro; las tablas del testimonio por segunda vez

Jesús empezó Su ministerio público con una cita de Deuteronomio: «Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios» (Mateo 4:4; ver Deuteronomio 8:3). Esta fue Su respuesta a la tentación de Satanás, cuando le quiso tentar en el desierto, para que hiciera pan de las piedras para comer después de haber ayunado por 40 días. Satanás le había dicho: « . . . Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan» (Mateo 4:3), queriendo decir: «De todas las personas del mundo: ¿Por qué vas Tú a pasar hambre? Si Tú eres el Hijo de Dios, entonces debes usar Tus poderes para satisfacer Tu hambre».

Satanás, el tentador, citó las Escrituras, pero las usó impropiamente en su significado. Jesús otra vez citó a Deuteronomio en la segunda tentación, diciéndole: «Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios» Mateo 4:7; ver Deuteronomio 6:16). Jesucristo no se comprometió ni aun una vez — una lección que algunos creyentes necesitamos aprender. Durante la tercera tentación, Jesucristo otra vez citó Deuteronomio: « . . . porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a Él sólo servirás» (Mateo 4:10; ver Deuteronomio 6:13). Una clave esencial para vencer a Satanás está en conocer bien la Palabra de Dios por la cual somos habilitados para ser más que vencedores. «Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz . . . » (Hebreos 4:12), y es la única arma que necesitamos para vencer a Satanás. Mientras leemos la Palabra de Dios, es que el Espíritu Santo la trae a nuestras mentes cuando la necesitamos.

Necesitamos recordar el advertimiento que Moisés le da a Israel: «Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir Sus mandamientos . . . (Y) digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque Él te da el poder para hacer las riquezas» (Deuteronomio 8:11,17-18).

Después de revisar los mandamientos, Moisés añadió: «Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos Sus caminos, y que Lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y Sus estatutos, que yo (Moisés) te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?» (Deuteronomio 10:12-13).

Jesús no solamente citó estos versículos para que Sus discípulos los aplicaran, pero a todos: «El que tiene Mis mandamientos, y los guarda (los cumple), ése es el que Me ama . . . El que Me ama, Mi Palabra guardará» (Juan 14:21-23).

Pensamiento para hoy:

¿Es Jesucristo el que recibe el crédito por lo que hacemos?

Lectura opcional: Lucas 19

Versículo de la semana para aprender de memoria: Filipenses 2:13

Archives

Follow Crosswalk.com