Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 8 de Febrero, 2016

  • 2016 Feb 08
  • COMMENTS

Fab 8 El león de las mil rayas con sombrero, maletín y paraguas negro

TEME 

El león de las mil rayas con sombrero, maletín y paraguas negro

Mateo 6:25

“Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?” NVI 

Sin duda alguna, nuestro versículo de hoy es el menos obedecido en el Nuevo Testamento: “¡No te angusties por el día de mañana!” Sí señor, más bien parece que todo lo que hacemos es pensar en el mañana. Se nos ha dicho que nuestros pagos mensuales de pólizas de seguro de vida, hipoteca, seguro del hogar, seguro médico, planes varios de jubilación y de retiro y similares, son todos consideraciones necesarias, sabias y cuidadosas del hombre de Dios, tanto para nosotros mismos como para nuestras familias. Por consiguiente, para la mayoría de los que realizamos algún trabajo que otorga beneficios financieros, nos damos cuenta de que pasamos toda nuestra vida en realidad al servicio de la casa, la mesa y de nuestra futura ‘comodidad’ temporal. “No te angusties por el día de mañana” ¡claro! No solamente nos hemos convertido en esclavos de nuestros “mañanas” temporales sino que hemos hecho de esta esclavitud la más respetable y sabia de todas nuestras esclavitudes terrenales. 

¿Está Jesús llamándonos la atención aquí por algo que el mundo, e incluso ahora la iglesia, considera negligencia? Si así fuera, entonces, para aquellos deseosos de arrojarse sin paracaídas en los fríos y nublados cielos de dicho abandono imprudente, aún persisten dos grandes temores, el primero es: “¿Qué pasa si Dios no provee para mí?” Y el segundo temor telescópico es: “Si Dios no provee, entonces, ¿habré realmente escuchado a Dios? ¿Será verdad lo que dice la Biblia? ¿Es Dios real? ¿Seré cristiano realmente? En cuanto a mí, hablando honestamente, conozco bien a estos dos temores diabólicos, y constantemente me preocupo por dónde he de vivir. 

Curiosamente, Jesús no menciona Su provisión de la aparente seguridad y protección que da una casa. No, lo que hace Jesús, desde Mateo 6:24 hasta 6:34, al hablar de cómo enfrentaremos el mañana en la tierra, es centrarse en Su provisión de alimento diario y un guardarropa gloriosamente adecuado. Nos dice que tendremos suficiente alimento en nuestras barrigas y suficiente ropa para cubrir nuestras espaldas y que sobre la provisión de ambos no debemos preocuparnos como hacen los gentiles, tratando de asegurarse constantemente de estar provistos para el mañana temporal. Me pregunto si lo que Jesús realmente está diciendo es lo siguiente: “¿Se dan cuenta? Esto es en realidad un asunto relacionado con decidir a quién servir, si a Dios o al Dinero, de ir primero en búsqueda de Mi Reino o de proveerse de seguridad material para el hoy y el mañana”. 

Si cayéramos en caída libre y estuviéramos desnudos a los ojos del mundo y de la iglesia, ¿es este enfoque de ‘abandono’ en la forma de vivir la vida cristiana contrario al resto de las enseñanzas de la Biblia y en especial, a la abundancia de enseñanzas en el Antiguo Testamento referentes a una planificación cuidadosa y sabia sobre una provisión financiera para el futuro? ¿O será posible que estas dos enseñanzas diametralmente opuestas estén conectadas en alguna forma? Bueno, de seguro nos la hemos arreglado bastante bien para amalgamarlas en nuestra visión del mundo cristiano al decir: “Trabaja duro, planea y prepárate para el futuro, pues los graneros bien abastecidos son, ciertamente, señal de sabiduría y señal de la bendición de Dios sobre nosotros, y los graneros bien abastecidos nos brindan seguridad, comodidad, nos hacen respetables y nos dan poder. Pero escucha, si a pesar de tus mejores esfuerzos para adquirir todas estas cosas no puedes conseguir ese trabajo, o tus inversiones no te dan ganancias, o hay una caída de la bolsa y la burbuja inmobiliaria explota, entonces, ¡no te preocupes por el mañana! Porque si todo esto sucediera, Jesús cuidaría de ti. “Mientras tanto”, por supuesto, “mientras tanto ten un trabajo respetable, consigue un buen ingreso, provee un techo y una mesa con comida y un futuro temporal seguro, y has todo esto para la gloria de Dios”. 

Y ahora, tan sutilmente, estamos sirviendo a las riquezas y lo hacemos bastante bien para la gloria de Dios. Así es, si examinamos los deseos del rebaño, no hay diferencia entre aquello por lo que el Cristiano trabaja y por lo que el mundo trabaja. ¡Salvo que aparentemente hemos santificado nuestra esclavitud y estamos trabajando y sirviendo a las riquezas para la gloria de Dios! ¿Me permiten agregar que cuando los salarios más altos del personal de la Iglesia se unen con las exageradas demandas de edificios que tiene la iglesia y con el marketing de medios de comunicación masivos sobre nuestros programas y productos, todo esto necesita de un pool de servicios seguro y bien establecido de ‘entidades donantes’ y por ende, sirve bien a la iglesia y a sus líderes ser ejemplo y promotores de este santificado servicio a las riquezas? Ahhh …¿Qué nos hemos hecho a nosotros mismos?

Tenemos una sola Biblia, pero que contiene dos pactos. Las bendiciones del Antiguo Pacto estaban orientadas en las cosas de ‘abajo’, o en otras palabras, en las bendiciones temporales relacionadas con la provisión y posesión de la tierra. El Nuevo Pacto está orientado en las cosas de ‘arriba’ y en las bendiciones espirituales y eternas. ¿Será posible que estas dos visiones binoculares, en algún momento produzcan una sola imagen? Me temo que no. No hay posibilidad de amalgamar estos dos focos. Por cierto, tratar de enfocar en ambos no ha llevado a otra cosa que a producir cristianos de ojos ‘bizcos’ y a aproximadamente 1800 años de cristianismo cultural con estrabismo. 

Dicho esto y mientras miramos al cielo, me pregunto si esos pocos a quienes la iglesia llama “una vergüenza” y “un tonto”, esos que practican caída libre sin paracaídas, son en realidad los que el Padre llama ‘estrellas brillantes’ en Su cielo. Después de todo, ¿qué acaso la vida no es más que el pago de una hipoteca, o un buen seguro médico y un plan de retiro? Ya en serio, ¿para qué vives hoy? ¿En dónde es que te encuentras atrapado?¿Se ha vuelto el púlpito simplemente otro lugar de trabajo? Y los predicadores, obligados por su contrato, ¿han extraído el diente al león y, simplemente le han puesto a Jesús un traje, un sombrero, y le han dado un maletín y un gran paraguas negro? 

Reflexiona:- …Y del polvo de la tierra se levantarán las multitudes de los que duermen, algunos de ellos para vivir por siempre, pero otros para quedar en la vergüenza y en la confusión perpetuas. Los sabios resplandecerán con el resplandor del firmamento y los que instruyen a las multitudes en el camino de la justicia, brillarán como las estrellas por toda la eternidad. Daniel 12:2-3 NVI Ora: Padre, ayúdame a no invertir mis tesoros en óxido y podredumbre, en polvo y putrefacción, más bien ilumíname Señor y ubícame en las partes oscuras de estos cielos caídos para que pueda brillar por Ti. Amén y que así sea. 

Ora: -  Padre, ayúdame a no invertir mis tesoros en óxido y podredumbre, en polvo y putrefacción, más bien ilumíname Señor y ubícame en las partes oscuras de estos cielos caídos para que pueda brillar por Ti. Amén y que así sea.

Archives

Follow Crosswalk.com