Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del 19 de Agosto

  • 2013 Aug 19
  • COMMENTS

Problemas de Dinero

El rico se enseñorea de los pobres,  y el que toma prestado es siervo del que presta. Proverbios 22:7

Larry Burkett me dijo una vez que de todas las parejas que se divorcian en Estados Unidos, entre el 85 y el 90 por ciento dirían que el problema número uno en sus matrimonio es el dinero. Son incapaces de ponerse de acuerdo sobre cómo manejarlo, ahorrarlo, gastarlo, darlo, tener un presupuesto, sacar las cuentas y evitar discutir sobre ello. En muchos casos, es la gran deuda y la presión de ver que se incrementa cada vez más – sin una solución fácil para poder reducirla - que hace que un matrimonio se caiga a pedazos.

Varios años atrás, yo estaba aconsejando a un joven casado que admitió que debíamás de 35,000 dólares de interés en tarjetas de crédito. Él me preguntó qué debía hacer al respecto. Le respondí: "De la misma manera que usted comería un elefante - un bocado a la vez. Pero con el fin de parar el crecimiento del elefante, le recomiendo firmemente poner todas sus tarjetas sobre una bandeja de horno, póngalas en el horno a 400 grados durante 15 minutos y derrítalas."

El crédito fácil no es sólo un mamut gigantesco. Es un devorador de matrimonio.

Si usted está en los primeros años de matrimonio, es necesario tener conversaciones frecuentes y honestas acerca de cómo administrar su dinero y, específicamente, su actitud como pareja hacia las deudas. Aprenda a negar la satisfacción inmediata de sus deseos, hasta que usted realmente pueda pagarlos. Mejor aún, aprenda a resistir el deseo de acumular cosas por el bien de las cosas, incluso si ustedpuede pagarlas.

  Hablen de sus tendencias de gastos. Como pareja, eviten vehementemente comprar cosas a crédito. Creen un presupuesto y sean mutuamente responsables de cómo administrar lo que Dios les ha confiado (ver Salmo 24:1).

¿En conclusión? Las deudas matan los matrimonios. La forma en como manejen el dinero como pareja tendrá un impacto en su matrimonio, su familia y su legado.

Archives

Follow Crosswalk.com