Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Con Diseño Divino

Con Diseño Divino - La Semana del 13 de Noviembre

  • 2013 Nov 13
  • COMMENTS

Con Diseño Divino

 

LOS HÁBITOS DE UNA MUJER QUE NO SE RINDE

Nicki Koziarz

“Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo.” Colosenses 3:23 (NVI)  

Lectura:

Por años he soñado con escribir un libro. No para ver mi nombre en una portada o para obtener beneficio personal, sino porque quiero que otros vean la fidelidad de Dios. La mayoría de los días estoy motivada para no aflojar, pero otros días es difícil mantener mi energía y vigor.

Recibir otra carta de rechazo me afecta. Me siento atropellada por un comentario hiriente en mi blog. O me ataca la derrota, haciendo que desee renunciar.

Pero creo que este es un llamado de Dios. Estas son palabras que él me ha confiado. Un libro que él me ha pedido que escriba para contar a otros de su bondad. Así que trato de empujar estos pensamientos negativos fuera de mí. Colosenses 3:23 me inspira para que con fe persevere cada día: “Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo.”

¿Quizá esto te suene familiar? Por cada paso que das para cumplir con tu llamado, algo más te hace regresarte un metro. Como una persona que ya ha pasado por ahí, que se encuentra en esa situación actualmente, ¿puedo animarte a perseverar?

Estos son cinco hábitos que he descubierto que caracterizan a una mujer que no se rinde:

1. Se levanta cada mañana y continúa con sus compromisos a pesar de cómo se sienta.

Sus pies están fuertemente ubicados en las tareas del día. Aunque renunciar parezca ser una opción, se rehúsa a convertirse en una persona con la que Dios o los demás no puedan contar. Su corazón entiende que ella tiene que ser fiel en las cosas pequeñas para que le puedan ser confiadas cosas grandes. “El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho…” (Lucas 16:10, NVI)

2. Se acerca a la palabra de Dios con reverencia.

Ella abre la palabra de Dios y cada día cree que él tiene un mensaje personal para ella. Escucha sermones y enseñanzas. En vez de pensar automáticamente en la amiga que necesita oír ese mensaje, ella sabe que ahí hay algo para ella. “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia” (2 Timoteo 3:16, NVI)

3. Anhela la gracia del refinamiento en lugar de la gracia del alivio.

Ella no tiene motivos ocultos ni segundas intenciones cuando se enfrenta al refinamiento. De hecho, ella anhela la gracia del refinamiento en vez de la gracia del alivio porque confía en la forma en la que Dios usará esta temporada de crecimiento. Ella acepta la perspectiva que las personas que siguen a Dios le ofrecen en situaciones difíciles, y acoge el proceso de mejorar mediante sus errores. “Atiende al consejo y acepta la corrección, y llegarás a ser sabio.” (Proverbios 19:20, NVI)

4. Elige invertir en el mundo con alegría.

Aunque la vida se ponga en su contra, ella elige no corresponderle. En su lugar, se esfuerza en ser emocionalmente generosa hacia los demás al invertir en ellos con alegría. Como resultado, cuando la oscuridad amenaza con acercarse, ella puede fácilmente ahuyentarla dando alegría. “Gran remedio es el corazón alegre.” (Proverbios 17:22a, NVI)

5. Tiene un espíritu de determinación inquebrantable.

Aunque algunos días se sienta un poco (o mucho) como que se dobla, ella nunca deja que esto rompa su perseverancia hacia las cosas que Dios le ha asignado. En medio del rechazo, ella prospera al sostenerse fuertemente en este verso: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva la firmeza de mi espíritu.” (Salmo 51:10, NVI)

Aunque no he dominado todos estos hábitos aún, estoy trabajando en ellos. Y cada día puedo ver algo de progreso, en mi perseverancia, esperanza, y en mi manuscrito.

¿Qué hay de ti? ¿Cuál es el llamado que Dios te ha dado? Empieza por adoptar uno de estos hábitos hoy y compromete tu trabajo al Señor.

Señor, gracias por llenarme con propósito, fe y determinación. Ayúdame a seguir haciendo el trabajo que me has dado. Amén.

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

 

Nuestros recursos

Visita nuestra página en Facebook

Reflexionar y responder:

¿Te has dado por vencida en algún llamado o tarea que Dios te haya dado? ¿Por qué?

¿Qué habito puedes elegir para empezar hoy y qué pasos tomarías para empezar a trabajar para el Señor?

Versículos poderosos:
Eclesiastés 9:10a, “Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño.” (NVI)

© 2013 de Nicki Koziarz. Todos los derechos están reservados.

Archives

Follow Crosswalk.com