Día de examen.

Arreglando mi jardín pude ver que hay plantas que extienden sus raíces (gruesas y duras) por todo el terreno, algunas dan frutos agrios y casi no producen sombra, y otras que dan frutos tiernos, pequeños, dulces y bonitos.

Cuando quise quitar la planta de raíces grandes me di cuenta que sería mucho trabajo y la deje, no obstante observe como crecía: ocupaba mucho espacio, consumía mucha agua y además ahogaba y secaba a otras plantas más pequeñas, impidiendo así que lleguen a dar fruto.

La Biblia dice: “por su fruto los conoceréis”

Tengamos cuidado de no ser así con aquellos hermanos que comienzan a dar frutos y que por envidia pisoteamos sus sueños, cuidado con las palabras que usemos, porque muchas veces lo que estaremos haciendo es hablar por nuestras propias raíces de envidias, celos o amarguras.

Otra pregunta vino a mi mente ¿tendremos raíces que por ser trabajosas no la sacamos y luego vemos que “ahogan” los frutos que podemos dar?

Dice Pablo “examinaos a vosotros mismos”

Que el cansancio no nos quite el gozo de dar frutos y que las opiniones de otros o críticas, no nos quiten el gozo de trabajar para el Señor. Podemos decir como David “límpiame con hisopo y quedaré limpio.

Señor, si hay algo en mi que no está bien, ayúdame a extirparlo, sácalo de mi para que pueda servirte y cuando lo haga, no llenarme de egoísmo, envidia y celos.
Penetra en mi corazón, saca lo que hay de malo, lo que no sirve para tu reino, y dame un nuevo corazón, pues quiero agradarte. Amén.

Haz clic aquí para visitar la página de CVC La Voz

Si necesitas oración o consejería, CVC La Voz tiene personas preparados para recibir ayuda. CVC La Voz Radio Cristiana provee contenido dinámico y relevante diariamente para impactar vidas. Tenemos un grupo dedicado de consejeros listo para recibir su petición de oración, comentarios o preguntas.