Bienaventurado los que lloran, porque ellos recibirán consolación”
 
 
Todos hemos experimentado el llanto como resultado a circunstancias ocurridas en nuestra vida o en la vida de los que amamos, lloramos cuando somos ofendidos o por situaciones se salen de nuestro control, sufrimos al vivir desilusiones sentimentales tragedias familiares o catástrofes en nuestra comunidad. La verdad es que mientras lloramos, resulta un poco complicado sentirse bienaventurado o bendecido, nuestro corazón se turba y en medio de tanta neblina las respuestas parecen desaparecen en medio del caos y confusión.
 
Cristo  promete consolar al que llora, la verdad es que la bendición radica en la consolación y no en las lágrimas. Muchos lloran sin esperanza, muchos sufren sin la confianza de que alguien escucha su gemir, sin embargo; cuando tú llores, recuerda que el problema no dudará para siempre y menos tu dolor, ten presente que el Dios de toda consolación está escuchando tu gemir y está atento a tu clamor. No está mal llorar a raíz de la tristeza pero es un error olvidar que aunque estemos tristes en la noche, su gozo vendrá en la mañana.
 
El consuelo de Dios es real, no se basa en falsas expectativas ni en vanas palabras, al contrario, todas sus promesas son verdad y no ha faltado nunca a ninguna de ellas y tú no serás la excepción. Tu Dios ha prometido que esas lágrimas no son en vano, ni pasaran desapercibidas ante los ojos del altísimo. Salmos 126: 5. “Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán”
 
Ese llanto regará las semillas que has sembrado y creías muertas, cada gota es tenida en cuenta por tu Dios, por lo tanto cuando llores, hazlo sabiendo que Dios tiene el control, corre a los brazos de tu creador y ábrele tu corazón, recuérdale que aunque lloras, confías en Él y que estas esperando ansiosamente ese consuelo, convencido que toda este desierto y dolor será para bendición y restauración e tu vida y la de los tuyos.
 
Isaías 51:3 “Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto”.
 
Autora: Dilean Cañas

Haz clic aquí para visitar la página de CVC La Voz

Si necesitas oración o consejería, CVC La Voz tiene personas preparados para recibir ayuda. CVC La Voz Radio Cristiana provee contenido dinámico y relevante diariamente para impactar vidas. Tenemos un grupo dedicado de consejeros listo para recibir su petición de oración, comentarios o preguntas.