Un auto chocado
 
No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo. No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro sólo en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. - Filipenses 3:12-14 NTV.
 
En cierta ocasión Cristian fue a visitar a Luis, su amigo quien se dedicaba a comprar autos chocados y demás chatarras. Luis lo llevó a su galpón para mostrarle todo lo que había adquirido. Allí se encontraba el que había sido un auto último modelo pero ahora sólo era un montón de hierros retorcidos. Una imagen muy distante de aquel auto que nos hacía detener para admirarlo. Cristian quería alegrarse junto a su amigo pero en su interior, pensaba: Yo por este despojo no pagaría ni un centavo. Por el contrario a Luis se lo veía exultante de felicidad, entusiasmado y agradecido con Dios por la compra que había hecho.
 
Pasado algún tiempo, los amigos se reencuentran, Cristian sorprendido, veía que su amigo manejaba un hermoso vehículo: ¿Te compraste un auto? le preguntó – No, respondió ¿Recuerdas aquel día, cuando te mostré ese montón de chatarra?, bueno, comencé a trabajar con el martillo para estirarlo, recomponerlo, pintarlo y aquí está la obra terminada.
 
Entonces Cristian finalmente comprendió la razón por la cual su amigo estaba tan feliz con la compra que había hecho. Él no estaba viendo los restos de aquel precioso auto, sino  que veía por adelantado el resultado final, de cómo quedaría cuando completara su trabajo.
 
Muchas veces hemos estado en la situación de Cristian, solo vemos chatarra, una vida chocada por problemas, desaliento, pérdidas, abuso, deudas ¿una vida así podría ser una buena adquisición para Dios? la respuesta es SI: “En cambio, Dios eligió lo que el mundo considera ridículo para avergonzar a los que se creen sabios. Y escogió cosas que no tienen poder para avergonzar a los poderosos. Dios escogió lo despreciado por el mundo—lo que se considera como nada— y lo usó para convertir en nada lo que el mundo considera importante.” 1 Corintios 1:27-28 NTV.
 
Dios es experto en reconstruir vidas, y somos una obra perfecta en sus manos a través de Jesús: “…Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado.” 1 Corintios 1:30b
 
Ten la plena seguridad que Dios continúa trabajando diariamente en tu vida, aún con las imperfecciones y las luchas que tienes. Puedes estar seguro que jamás te dejará.
 
Te animo a que en este día, cambies la perspectiva que tienes de ti mismo, tal vez te sientas como ese auto chocado de Luis, ya que las circunstancias de la vida te han golpeado fuerte. Quizás chocaste contra abusos, divorcio, rechazos, problemas económicos, complejos, fracasos. Sin embargo puedes estar seguro, que Dios no ha terminado contigo, El aún sigue trabajando en tu vida para hacer de tí una nueva criatura. Comienza a verte como esa obra terminada en manos de su creador.
 
Soraida Fuentes

Haz clic aquí para visitar la página de CVC La Voz

Si necesitas oración o consejería, CVC La Voz tiene personas preparados para recibir ayuda. CVC La Voz Radio Cristiana provee contenido dinámico y relevante diariamente para impactar vidas. Tenemos un grupo dedicado de consejeros listo para recibir su petición de oración, comentarios o preguntas.