Ezra 1

En la lectura de hoy:

La proclamación de Ciro para reedificar el templo; la lista de los judíos que volvieron del cautiverio

Unos 200 años antes del tiempo de Esdras, Isaías había profetizado que Babilonia iba a ser derribada por un hombre llamado Ciro. El Señor dijo sobre este rey pagano de Persia: « . . . cumplirá todo lo que Yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado. . . . (Y) soltará Mis cautivos» (Isaías 44:28; 45:13). Estas profecías les aseguraron a los israelitas que, después del juicio de los 70 años del cautiverio por sus pecados que había sido profetizado por Jeremías, Dios iba a restaurarles otra vez a su tierra prometida (Jeremías 25:11-12).

Para cumplir esa profecía, « . . . despertó Jehová el espíritu de Ciro rey de Persia, el cual hizo pregonar de palabra . . . Quien haya entre vosotros de Su pueblo, sea Dios con él, y suba a Jerusalén que está en Judá, y edifique la casa a Jehová Dios de Israel (Él es el Dios), la cual está en Jerusalén. . . . Entonces se levantaron los jefes de las casas paternas de Judá y de Benjamín, y los sacerdotes y levitas, todos aquellos cuyo espíritu despertó Dios para subir a edificar la casa de Jehová, la cual está en Jerusalén» (Esdras 1:1,3,5).

Durante esta jornada Dios no les dio la apariencia de fuego de noche ni la nube por el día para guiarles el camino, y no cayó el maná del cielo como lo habían experimentado sus antecesores (Números 9:15-16,22-23), pero no hay ningún registro que ellos se quejaron. Esto fue un gran contraste con las murmuraciones continuas de sus antecesores, quienes habían sido rescatados de Egipto milagrosamente (20:24; 27:14; Deuteronomio 1:26,43; 9:23).

Cuando nosotros reconocemos que nuestro Creador Soberano controla todas las cosas que afectan nuestras vidas, es que verdaderamente podemos gozarnos de la paz de Dios, sin pensar en lo que pasa, pues « . . . sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien» (Romanos 8:28). Creyendo esto quitará todo el temor, la depresión, el desánimo, tanto como la crítica, la ira, y las contiendas. Nuestro Soberano Dios está sobre todo lo que ocurre en nuestras vidas, incluyendo los sufrimientos y el dolor, y usará todo lo que pasa en nuestras vidas para nuestro mejor provecho. Por esta razón, podemos « . . . (vivir) en paz; y el Dios de paz y de amor estará con (nosotros)» (II de Corintios 13:11).

Pensamiento para hoy:

«Alegraos, justos, en Jehová, y alabad la memoria de Su santidad» (Salmo 97:12).

Lectura opcional:

II de Corintios 3
Nota: El Camino Biblico cubre el Antiguo Testamento con y un comentario en un periodo de nueve meses, de Enero hasta Septiembre. Cada día durante este mes hay una opcion de leer un capítulo del Nuevo Testamento. Pues, el lector puede ir através del Nuevo Testamento dos veces usando el plan del Camino Biblico.

Versículo de la semana para aprender de memoria: I de Timoteo 1:17