Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 10 de Mayo

  • 2014 May 10
  • COMMENTS


2 Kings 23:21-25

En la lectura de hoy:

La Pascua es restablecida; la profecía sobre la destrucción de Jerusalén y del templo; la muerte de Josías; la caída de Jerusalén; el cautiverio de Judá

Josías fue el último rey piadoso antes de la destrucción de Jerusalén. «E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en todo el camino de David su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda» (II de Reyes 22:2; II de Crónicas 34:2). Él destruyó todas las prácticas idólatras en Jerusalén y en Judá. «Y subió el rey a la casa de Jehová . . . y leyó, oyéndolo ellos, todas las Palabras del libro del pacto que había sido hallado en la casa de Jehová. . . . (Hizo) pacto delante de Jehová, de que irían en pos de Jehová, y guardarían Sus mandamientos . . . Además derribó los lugares de prostitución idolátrica que estaban en la casa de Jehová» (II de Reyes 23:2-3,7).

Josías fue a más allá de Judá, hasta Betel, en el reino del norte controlado por Asiria, donde Jeroboam había edificado uno de los becerros de oro. «Y quebró las estatuas, y derribó las imágenes de Asera . . . envió y sacó los huesos de los sepulcros, y los quemó sobre el altar para contaminarlo, conforme a la Palabra de Jehová que había profetizado el varón de Dios» (profetizado unos 300 años antes) (23:14-16; I de Reyes 13:1-3).

«Entonces mandó el rey a todo el pueblo, diciendo: Haced la Pascua a Jehová vuestro Dios, conforme a lo que está escrito en el libro de este pacto. . . . Asimismo barrió Josías a los encantadores, adivinos y terafines, y todas las abominaciones que se veían en la tierra de Judá y en Jerusalén, para cumplir las palabras de la Ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilcías había hallado en la casa de Jehová . . . » (II de Reyes 23:21,24).

Los últimos cuatro reyes que sigueron a Josías fueron todos malvados, reyes títeres, establecidos y sujetos primeramente a Egipto y después a Babilonia.

Finalmente, Nabucodonosor marchó su ejército hasta Judá y sitió a Jerusalén, y los llevó al punto de morir por hambre. Los babilonios forzaron a Sedequías a mirar cuando mataron a sus hijos. «Degollaron a los hijos de Sedequías en presencia suya, y a Sedequías le sacaron los ojos, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia» (25:7).

La destrucción del gran glorioso reino de Judá y el templo de Salomón nos recuerda que aun la más grandiosa nación sobre la tierra hoy en día, con toda su riqueza, su poder militar, y su defensa nuclear, por muy poderosa no podrá sobrevivir — sin importar las muchas oraciones del pueblo — si continúa ignorando la Palabra de Dios (23:25-27). «El que aparta su oído para no oír la Ley, su oración también es abominable» (Proverbios 28:9).

Pensamiento para hoy:

Una nación prospera cuando es fiel a Dios.

Lectura opcional: Romanos 13

Versículo de la semana para aprender de memoria: II de Corintios 5:21

Archives

Follow Crosswalk.com