Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 13 de Julio

  • 2011 Jul 13
  • COMMENTS


Lea Psalms 106

En la lectura de hoy:

Las rebeldías de Israel en el desierto; las misericordias de Dios sobre Israel; la exhortación para alabar a Dios por Su bondad

Aunque Dios había fielmente bendecido a Israel, lo había rescatado milagrosamente de la esclavitud de Egipto, le proveyó la tierra prometida, le dio victoria sobre los cananeos y gran prosperidad. «Bien pronto (los israelitas) olvidaron Sus obras (de Dios); no esperaron Su consejo. Se entregaron a un deseo desordenado en el desierto; y tentaron a Dios en la soledad» (Salmo 106:13-14). La infidelidad de Israel y sus pecados pasados se traen a nuestra atención. Aquí vemos que algunos: «Hicieron becerro en Horeb, se postraron ante una imagen de fundición» (v. 19); «Olvidaron al Dios de su salvación» (v. 21); «Pero aborrecieron la tierra deseable (Canaán); no creyeron a Su Palabra» (v. 24); «Antes murmuraron en sus tiendas» (v. 25); «No destruyeron a los pueblos que Jehová les dijo» (v. 34); «Antes se mezclaron con las naciones, y aprendieron sus obras, y sirvieron a sus ídolos» (vs. 35-36).

El salmista entonces señaló las consecuencias inevitables: «Se encendió, por tanto, el furor de Jehová sobre Su pueblo, y abominó Su heredad; los entregó en poder de las naciones (paganas), y se enseñorearon de ellos los que les aborrecían . . . » (vs. 40-42). Pero, el juicio de Dios sobre los israelitas fue mezclado con Su misericordia: «Entonces clamaron a Jehová en su angustia, y los libró de sus aflicciones. . . . Alaben la misericordia de Jehová . . . (envió Dios) Su Palabra, y los sanó . . . » (107:6-9,20).

Notemos cuidadosamente que el método número uno que Israel usó para el rescate sigue siendo el mismo para todas las personas hoy en día: «Envió (Dios) Su Palabra, y los sanó». El salmista podía haber dicho simplemente: «el Señor los rescató». Pero al contrario, el escogió decir: «Envió (Dios) Su Palabra, y los sanó». Su Palabra es Jesucristo, pues: «En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios» (Juan 1:1). Su Palabra, la Palabra de Dios escrita, cuando la creemos y la hacemos, es el método por el cual Dios ha escogido suplir y satisfacer cada necesidad de cada persona.

«Alaben la misericordia de Jehová, y Sus maravillas para con los hijos de los hombres. . . . Véanlo los rectos, y alégrense . . . ¿Quién es sabio y guardará estas cosas, y entenderá las misericordias de Jehová?» (Salmo 107:8,15,21,31,42-43).

Pensamiento para hoy:

¿Cuánto de la Palabra de Dios ponemos en nuestras vidas para que Dios la pueda usar para enseñarnos y guiarnos?

Lectura opcional:

I de Timoteo 4

Versículo de la semana para aprender de memoria:

Salmos 34:2
Archives

Follow Crosswalk.com