Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 13 de Junio

  • 2014 Jun 13
  • COMMENTS


Esther 4

En la lectura de hoy:

El ayuno entre los judíos; el banquete que Ester le hizo a Amán y al rey; Amán es forzado a darle honor a Mardoqueo; la muerte de Amán

Como cinco años después que Ester llegó a ser reina, Amán fue llamado por el rey a estar « . . . sobre todos los príncipes que estaban con él» (Ester 2:16-17; 3:1-7). Cuando el decreto fue proclamado que todos los judíos serían destruidos, Mardoqueo le rogó a Ester « . . . que fuese ante el rey a suplicarle y a interceder delante de él por su pueblo» (4:8). Nadie sabía que Ester era judía porque Mardoqueo le había prohibido de revelar su nacionalidad. Ester tuvo miedo y le recordó a Mardoqueo que las leyes persas condenaban a muerte a cualquier persona que se acercara al rey sin ser invitado. Era un verdadero riesgo, pues ella no había « . . . sido llamada para ver al rey estos treinta días» (4:11). Ester podía haber pensado: «Si el rey ha perdido interés en mí, o si el rey se entera que yo soy judía, ¿cómo iba a ser posible influenciarle favorablemente?» Pero Ester creía que el riesgo de perder su posición prestigiosa, como lo había hecho la reina Vasti, o aun perder su vida, no era tan importante como tratar de salvar a su pueblo.

Después de ayunar por tres días, la reina Ester « . . . entró en el patio interior de la casa del rey» (5:1) y ella esperó a ver si iba a vivir o morir. Pero el rey la recibió y le ofreció conceder su petición: « . . . Si place al rey, vengan hoy el rey y Amán al banquete que he preparado para el rey» (5:4).

El rey aceptó la invitación y entonces, durante el segundo banquete, él otra vez le preguntó a Ester cual era su petición. Él se asombró cuando oyó que Ester estaba rogando por su propia vida: « . . . Oh rey . . . séame dada mi vida por mi petición, y mi pueblo por mi demanda. Porque hemos sido vendidos, yo y mi pueblo, para ser destruidos, para ser muertos y exterminados. . . . El enemigo y adversario es este malvado Amán» (7:3-6). Airado, el rey dijo: « . . . Colgadlo (a Amán) en ella. Así colgaron a Amán en la horca que él había hecho preparar para Mardoqueo; y se apaciguó la ira del rey» (7:9-10).

La vida de Ester nos anima a todos para usar cualquier talento, posición, éxito o riqueza que tengamos por bendición de Dios para decirle a un mundo perdido que nuestro Rey dio Su vida para salvarle de los tormentos del infierno. «Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de Mí y del evangelio, la salvará» (Marcos 8:35).

Pensamiento para hoy:

Por las edades, Satanás ha tratado de destruir los testigos de Dios, pero el Señor guía y protege a Sus hijos.

Lectura opcional:

Gálatas 2

Versículo de la semana para aprender de memoria: Eclesiastés 5:4

Archives

Follow Crosswalk.com