Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 16 de Febrero

  • 2014 Feb 16
  • COMMENTS

 

Leviticus 26

En la lectura de hoy:

Las bendiciones por la obediencia; las maldiciones por la desobediencia; la redención de las personas y las herencias; el diezmo es cosa dedicada a Jehová

El Señor advierte a Su pueblo: «No haréis para vosotros ídolos . . . para inclinaros a (ellos); porque Yo soy Jehová vuestro Dios. Guardad Mis días de reposo, y tened en reverencia Mi santuario. Yo Jehová. . . . (Y si) guardareis Mis mandamientos . . . vosotros seréis Mi pueblo. . . . Pero si no Me oyereis, ni hiciereis todos estos Mis mandamientos . . . Pondré Mi rostro contra vosotros, y seréis heridos delante de vuestros enemigos . . . y a vosotros os esparciré entre las naciones» (Levítico 26:1-33). A los israelitas se les recordaba que el primero y el cuarto de los Diez Mandamientos son el fundamento de una relación correcta y la verdadera adoración de nuestro Creador.

Numerosas bendiciones fueron registradas como beneficios a la obediencia de la Palabra de Dios (26:3-13). También registrados fueron avisos claros sobre el pecado y la desobediencia a Su Palabra que se cumplieron después (26:14-39).

Aunque el libro de Levítico fue escrito a los israelitas, sus verdades básicas son precisamente relevantes para nosotros hoy en día. El Dios de la santidad « . . . es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos» (Hebreos 13;8).

A pesar de que ellos continuamente rechazaron a Jesús el Mesías, los judíos terminarán reconociendo su cegera espiritual, se arrepentirán, y adorarán a su Mesías Jesucristo, la verdadera Fuente de la paz eterna. Así como dijo Dios de antemano: « . . . (Yo) los volveré a esta tierra . . . y Me serán por pueblo, y Yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a Mí de todo su corazón» (Jeremías 24:6-7). El tiempo de los gentiles que empezó con el Rey Nabucodonosor pronto terminará, y Jesucristo, el Rey de reyes, reinará justamente al mundo desde Jerusalén.

La maravillosa compasión de Dios y Su amor son claramente observadas en Su deseo de perdonar y restaurar al pecador otra vez a una comunión con Él. Sin embargo, nadie se puede escapar de las pérdidas y las tragedias de una vida malgastada. Si reconocemos las consecuencias eternas del pecado, veremos que la confesión a Dios es de suma importancia. «Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad» (I de Juan 1:9).

Pensamiento para hoy:

La tragedia de las pérdidas de una vida malgastada no se pueden revivir ni recuperar otra vez, pero Dios las puede perdonar.

Lectura opcional: Marcos 14

Versículo de la semana para aprender de memoria: Efesios 3:17

Archives

Follow Crosswalk.com