Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 18 de Marzo

  • 2014 Mar 18
  • COMMENTS

 

Joshua 1

En la lectura de hoy:

Josué distribuye la tierra entre las tribus; los territorios dados por herencia a Judá, a Caleb, a Efraín, y a Manasés

Josué había destruidos a los anaceos de los montes de Hebrón, unos cinco años antes de este tiempo (Josué 10:2-11; 11:21-22). Ahora, ellos habían vuelto a tomar control de su territorio — y sin duda, con una determinación mucho más poderosa para retener la tierra que se le había prometido a Caleb.

A los 85 años de edad, cuando Caleb se jubiló, él le relató a la nueva generación cómo fue que Dios le había cuidado hasta este entonces y les dijo: «Yo era de edad de cuarenta años cuando Moisés siervo de Jehová me envió de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón. Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios» (14:7-8). La inmutable fe de Caleb se puede ver en su reporte de cuando fue espía: «yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón». Él habló las convicciones de su corazón mientras se efrentaba a la oposición de los otros espías y del pueblo. Solamente él se paró junto con Josué. Nosotros a veces tememos hablar sobre nuestra fe cuando nuestras convicciones no son muy populares; pero la persona bendecida por Dios siempre habla lo que está en su corazón sobre las cuestiones espirituales.

Caleb valientemente dijo: «pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios». Su decisión no fue afectada por lo que otras personas decían o hacían. Los pocos fieles quienes tienen sus corazones enlazados al Señor, y confían en Su Palabra, no temen hablar y seguir adelante para cumplir la voluntad del Señor sin tener en cuenta lo que otros hacen o dicen.

El valeroso espíritu de Caleb no solamente nos inspira hoy en día, pero nos recuerda que « . . . los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán» (Isaías 40:31). Los bendecidos de verdad siempre son fieles a Dios.

Sí, casi todos nosotros nos enfrentaremos a dificultades como gigantes «cananeos» en nuestra vida, como también con amigos quienes tratarán de desanimarnos. Por seguro, nuestra fe debe de sobrepasar la fe de Caleb, pues « . . . Cristo es el que . . . está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? . . . Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó» (Romanos 8:34-35,37).

Pensamiento para hoy:

Dios honra sólo la fe que está establecida en Su Palabra.

Lectura opcional: Juan 9

Versículo de la semana para aprender de memoria: Filipenses 2:15

Archives

Follow Crosswalk.com