Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 20 de Enero

  • 2012 Jan 20
  • COMMENTS

 

Lea Exodus 8

En la lectura de hoy:

Las plagas de las ranas, de los piojos, de las moscas, de la muerte del ganado, de las úlceras, del granizo; de las langostas, de las tinieblas

Mientras Dios continuaba Su proceso de rescatar a los israelitas, los egipcios sufrieron cada una de las diez plagas las cuales no afectaron a los hebreos. Hasta los hechiceros del Faraón reconocieron quién estaba en control de los juicios. Ellos le dijeron al Faraón: «Dedo de Dios es éste. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó . . . » (Éxodo 8:19). Después del granizo que destruyó . . . «todo lo que estaba en el campo, así hombres como bestias . . . Entonces Faraón envió a llamar a Moisés y a Aarón, y les dijo: He pecado esta vez; Jehová es justo, y yo y mi pueblo impíos» (9:25,27).

El Faraón le aseguró a Moisés que los israelitas podían salir libremente al momento que el granizo cesara. Pero, otra vez el Faraón cambió su mente y endureció su corazón contra la voluntad de Dios. Sin duda, «el corazón de Faraón se endureció», cada vez que decidió rechazar la Palabra de Dios (7:13-14, 22;8:15,19, 32;9:7). Pero, llegó el tiempo cuando « . . . Jehová endureció el corazón de Faraón» (9:12).

Finalmente, el Faraón concedió a la propuesta de Moisés, diciendo: «Andad, servid a Jehová vuestro Dios. ¿Quiénes son los que han de ir? Moisés respondió: Hemos de ir con nuestros niños y con nuestros viejos, con nuestros hijos y con nuestras hijas; con nuestras ovejas y con nuestras vacas hemos de ir; porque es nuestra fiesta solemne para Jehová» (10:8-9) — lo cual quería decir que todos deben alabar al Señor, desde los más jóvenes hasta los ancianos. Sin embargo, el Faraón insistió que los israelitas tenían que ir a servir a Jehová según las condiciones del Faraón. Sus propios siervos le dijeron: « . . . Deja ir a estos hombres, para que sirvan a Jehová su Dios. ¿Acaso no sabes todavía que Egipto está ya destruido?» (10:7). Rechazando sus consejos, cogieron a Moisés y Aarón y « . . . los echaron de la presencia de Faraón» (10:8-11).

La persona que más se engaña a sí misma es la persona que cree que puede adorar a Dios a su propia manera. Otros, también engañados, dicen que ellos vivirán para el Señor Jesús más adelante en sus vidas y, como el Faraón, rehúsan darle a Dios el control de sus vidas. Pero vendrá el día cuando el tiempo para encontrar el arrepentimiento ya haya pasado. Dios solo es el que decide cuanto insulto Él va a permitir.

«Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre. Porque Jehová ama la rectitud, y no desampara a Sus santos» (Salmos 37:27-28).

Pensamiento para hoy:

El único punto en disputa es: «¿Quién está en control de su vida»?

Lectura opcional: Mateo 20

Versículo de la semana para aprender de memoria:

Proverbios 28:9
Archives

Follow Crosswalk.com