Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 21 de Octubre

  • 2014 Oct 21
  • COMMENTS


Lea Luke 2

En la lectura de hoy:

El nacimiento de Jesús; la adoración de los pastores; las profecías de Simeón y Ana; Jesús en el templo; Juan el Bautista; el bautismo de Jesús y Su genealogía

La Pascua trajo a José y María a Jerusalén cada año. Cuando Jesús cumplió 12 años de edad, José y María estaban ocupados en la preparación para volver a su casa después de la fiesta, «(y) pensando que (Jesús) estaba entre la compañía (el grupo), anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles» (Lucas 2:44-46).

Después de encontrarlo en el templo, María le dijo: «Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia» (2:48). Jesús calmadamente le explicó a María y a José (no Su padre biológica) Su razón por haber estado en el templo, diciéndoles: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de Mi Padre Me es necesario estar?» (2:49). Jesús les dejó saber bien claro quien era Su Padre Real. La devoción a los intereses de Su Padre Celestial le llevó al templo; pero Su sumisión a la voluntad de Su Padre también le causó volver otra vez a Nazaret donde «estaba sujeto (obediente) a ellos » (2:51).

En esta era de rebelión, muchos jóvenes no son disciplinados para estar sumisos a sus padres o a ninguna otra persona. El honrar y el obedecer a la autoridad de los padres que ha sido ordenada por Dios « . . . es el primer mandamiento con promesa» (Efesios 6:2). Los padres que viven en sumisión a Dios tienen una gran responsabilidad para con sus hijos de enseñarles todo lo espiritual — especialmente por medio de sus propios ejemplos personales, sus devocionales diarios, y por la asistencia regular a una iglesia que enseña la Biblia. Son dignos de lástima los padres que se rebelan contra las restricciones que se les pone en el trabajo, en la iglesia, o en la comunidad. Tales personas pueden aun pensar que ellos tienen el derecho de vivir independientes de la autoridad ordenada por Dios, pero ellos sí esperan que sus hijos sean obedientes a las autoridades.

«Sométase toda persona a las autoridades (y gobiernos) superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos» (Romanos 13:1-2).

Pensamiento para hoy:

La certeza de que toda la Palabra de Dios se cumplirá es el fundamento de nuestra fe cristiana.

Versículo de la semana para aprender de memoria: Salmos 139:16

Archives

Follow Crosswalk.com