Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 25 de Marzo

  • 2014 Mar 25
  • COMMENTS

 

 Judges 8

En la lectura de hoy:

Gedeón hace un efod; la muerte de Gedeón; el hijo de Gedeón, Abimelec, mata a 70 de sus hermanos; la muerte accidental de Abimelec

Gedeón fue llamado por Dios para liberar a los israelitas de los madianitas. Treinta y dos mil hombres respondieron al llamamiento a guerra que hizo Gedeón; pero Dios decidió usar solamente 300 hombres para derrotar a los madianitas. Todos los otros israelitas fueron mandados a casa. Fue sólo con estos 300 hombres que 135.000 madianitas fueron derrotados. « . . . Y reposó la tierra cuarenta años en los días de Gedeón» (Jueces 8:28). Esto ilustra un principio maravilloso. Dios no actuará sin la cooperación del hombre, y el hombre no puede vencer sin la sabiduría y el poder de Dios.

Los israelitas le rogaron a Gedeón de ser su rey. Esto fue una tentación a su orgullo. Pero Gedeón sabía bien que él no había salvado a su pueblo, pero que había sido Dios el Verdadero Rey. «Mas Gedeón respondió: No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará: Jehová señoreará sobre vosotros» (8:23). Gedeón sabía que, como juez de Israel, él necesitaría que Dios fuese el que le guiara.

Los israelitas pronto se olvidaron que Dios fue el Único que los había librado milagrosamente de los madianitas. Después de la muerte de Gedeón, con un apetito para tomar el poder, su cruel y astuto hijo, Abimelec, negoció una gran cantidad de dinero de la tesorería del templo de Baal para pagarle a unos hombres para matar a sus 70 hermanos. « . . . (Pero) quedó Jotam el hijo menor de Jerobaal, que se escondió» (9:5). Después de la ejecución de los que podían competir contra él «Entonces se juntaron todos los de Siquem . . . y fueron y eligieron a Abimelec por rey» (9:6). Sin embargo, al momento de su gran orgullo por sus logros, Jotam, el hijo de Gedeón que se había escapado, les advirtió que ellos pronto iban a descubrir que este rey, nombrado por sí mismo, iba a traerles sufrimiento y muerte a todos y a sí mismo (9:7-21). Así como Jotam había predicho, ellos pronto vieron su propia destrucción (9:22-57).

Abimelec es un ejemplo de una persona cotrolada por el engaño y por las fuerzas de la destrucción que vienen por el orgullo y la ambición. Tal persona siempre es guiada por las ganancias personales como su fin, sin considerar a quiénes dañan. Esto nos recuerda lo que Jesús les dijo a las iglesias de Éfeso y Esmirna: «Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras . . . El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias» (Apocalipsis 2:5,11).

Pensamiento para hoy:

El rendimiento a Dios nos asegura la victoria.

Lectura opcional: Juan 16

Versículo de la semana para aprender de memoria: Filipenses 2:16

Archives

Follow Crosswalk.com