Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 26 de Diciembre, 2013

  • 2013 Dec 26
  • COMMENTS


Read Revelation 9

En la lectura de hoy:

La quinta y la sexta trompeta; el ángel y el librito pequeño; los dos testigos; la séptima trompeta

Una voz del cielo dirigió al apóstol Juan, diciéndole: «Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y Él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel. Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre. Y Él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes» (Apocalipsis 10:8-11).

El apóstol Juan primeramente recibe «el librito», simbólico de la Palabra de Dios. A la vez que lo había digerido, él estaba preparado para decirle al mundo que «el librito» tiene un mensaje que es sumamente dulce a todos los que reciben a Cristo como su Salvador. El comerlo todo habla del entender y apropiar todas las Escrituras en nuestras vidas (ver Ezequiel 2:8-9; 3:1-3).

Jesús entonces dijo: «Y daré a Mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días (1.260), vestidos de cilicio» (Apocalipsis 11:3). Algunos piensan que ellos son Moisés y Elías y otros piensan que son Enoc y Elías. Ellos se tendrán que enfrentar a gran oposición. «Cuando hayan acabado su testimonio (de testificar), la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará» (11:5-8). Estos «dos testigos» de Jesucristo no serán martirizados hasta que ellos «hayan acabado su testimonio». Entonces, y sólo entonces, los enemigos de Dios «los (matarán)». «Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra» (11:7,10).

Sin considerar lo temeroso que parezca nuestro futuro, todos podemos gozarnos de la paz de Dios, sabiendo que todo está bajo Su control. «El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos» (Apocalipsis 11:15).

Pensamiento para hoy:

¡Alabado sea Dios! Nuestra obra para el Señor no terminará hasta que Él lo permita.

Versículo de la semana para aprender de memoria: Lucas 2:11

Archives

Follow Crosswalk.com