Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 29 de Sepa

  • 2011 Sep 29
  • COMMENTS

 

Lea Zechariah 8

En la lectura de hoy:

La promesa de la restauración de Jerusalén; el juicio de las naciones a su alrededor; el futuro Rey de Sion y el rescate futuro de Jerusalén

Aunque su mensaje profético se cumplió muchos siglos después de su muerte, Zacarías proclamó con gran anticipación: «Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu Rey vendrá a ti, Justo y Salvador, humilde, y cabalgando sobre . . . un pollino hijo de asna» (Zacarías 9:9). Esta profecía se cumplió al momento que Jesucristo entró a Jerusalén durante Su última semana antes de Su crucifixión. «Y la multitud, que era muy numerosa . . . aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!» (Mateo 21:8-9). La súplica del pueblo «Hosanna en las alturas» (que significa «sálvanos») fue rechazada por los celosos líderes religiosos, quienes, en vez, insistieron en que Él tenía que ser crucificado (Marcos 14:1; 15:13).

Zacarías también predijo los detalles sobre Judas Iscariote, el que traicionó a Jesús, y su negocio con los líderes religiosos, al decir: «Y les dije: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron por mi salario treinta piezas de plata» (Zacarías 11:12). Jesucristo, el verdadero Rey de reyes, fue rechazado y traicionado por meramente el precio de un esclavo, tal y como fue profetizado, por «treinta piezas de plata» (Éxodo 21:32; ver Mateo 26:14-15). Israel pronto reconocerá su Mesías tal y como Zacarías lo predijo: «Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a Mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito» (Zacarías 12:10; ver Romanos 11:26-27).

Zacarías también predijo el final de esta presente dispencación pecaminosa y caótica: «He aquí, el día de Jehová viene. . . . Porque Yo (Dios) reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén. . . . Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones. . . . Y se afirmarán Sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente. . . . Y Jehová será Rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será Uno . . . » (Zacarías 14:1-4,9).

Todos nosotros estamos propensos a perder el tiempo reflexionando en los acontecimientos futuros y a veces nos olvidamos de lo que Jesucristo le dijo a Sus discípulos cuando ellos le preguntaron: «Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en Su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra» (Hechos 1:6-8).

Pensamiento para hoy:

Donde Dios guía Él provee.

Versículo de la semana para aprender de memoria: Juan 1:13

Archives

Follow Crosswalk.com