Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 3 de Mayo

  • 2014 May 03
  • COMMENTS


2 Kings 6

En la lectura de hoy:

El hierro de un hacha flota; los sirios (arameos) atacan a Israel; el hambre en Samaria; el cumplimiento de la profecía de Eliseo

Ben-adad, el rey de Aram (Siria), no podía haber «olvidado» que, cuando los soldados arameos (sirios) trataron de capturar a Eliseo, ellos fueron cegados milagrosamente y fueron llevados por Eliseo adentro de las murallas de la capital, la ciudad de Samaria. Los soldados entonces estaban encerrados en la ciudad y a la misericordia del rey de Israel. Sin embargo, al mandato de Eliseo, el rey « . . . les preparó una gran comida; y cuando habían comido y bebido, los envió, y ellos se volvieron a su señor. Y nunca más vinieron bandas armadas de Siria a la tierra de Israel» (II de Reyes 6:23). « . . . Después de esto aconteció que Ben-adad rey de Siria reunió todo su ejército, y subió y sitió a Samaria . . . » (6:24-25).

Esta poderosa ciudad de Samaria, que había sido una fortaleza muy lujosa, ahora se enfrentaba a todo lo terrible de una extendida sequía. El rendirse a Aram (Siria) sería una muerte segura para el rey Joram y esclavitud para su pueblo. Pero, si se quedaban adentro de las murallas de la ciudad el pueblo terminaría en morirse de hambre y algunos aun llegarían al canibalismo. Esta espantosa condición era el resultado de la desobediencia de Israel, tal y como Dios se lo había advertido de antemano (Levítico 26:14-29).

Cuando parecía que ya no había esperanza, el Señor trajo al rey Joram cara a cara con Eliseo, quien proclamó: «Dijo entonces Eliseo: Oíd Palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria» (II de Reyes 7:1). Uno de los oficiales del rey se burló de él diciendo: « . . . Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, ¿sería esto así? Y él (Eliseo) dijo: He aquí tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello» (7:2). La profecía se cumplió milagrosamente cuando Dios, en Su gran misericordia, les mandó un gran miedo a los corazones de los hombres del ejército sirio, y ellos rápidamente abandonaron su campamento dejando atrás sus alimentos, lo cual fue de gran abundancia para los israelitas. Pero el oficial del rey fue pisoteado a muerte en la carrera precipitada por los alimentos (7:17).

¡Los creyentes obedientes no necesitan temer el día de mañana! Al contrario, podemos regocijarnos en las promesas de Dios, quien « . . . suplirá todo lo que (nos) falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús» (Filipenses 4:19).

Pensamiento para hoy:

Las respuestas a nuestras oraciones a veces son suspendidas porque Dios tiene un plan mejor.

Lectura opcional: Romanos 6

Versículo de la semana para aprender de memoria: Juan 13:35

Archives

Follow Crosswalk.com