Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 31 de Diciembre, 2013

  • 2013 Dec 31
  • COMMENTS


Read Revelation 21

En la lectura de hoy:

El cielo nuevo y la tierra nueva; el Jerusalén celestial; la segunda venida de Cristo

El Señor no nos dejó en la inseguridad sobre lo que habrá después del sepulcro. Todos los seguidores verdaderos de Cristo morarán en «un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán Su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios» (Apocalipsis 21:1-3).

Nuestra batalla contra el pecado pronto terminará «y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron» (21:4).

¡Vamos a pensar en esto! Ya no habrá más llanto, ni angustia física, y no habrán más sufrimientos; ni ninguna condenación que apresione nuestras consciencias. No habrá tampoco más temor del mal, porque «(no) entrará en ella (en la santa ciudad, el nuevo Jerusalén) ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira (cosas sucias y detestables), sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero» (21:27) estarán allí.

¡Oh! Que gran gozo nos espera cuando todo se cumpla. ¡Alabemos a Su admirable Nombre! Pronto nuestro maravilloso Señor nos dará las bienvenidas a nuestro hogar celestial. «Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. . . . (Vivamos) derribando argumentos y toda altivez (orgullo) que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo» (II de Corintios 7:1; 10:5).

Terminamos esta gloriosa revelación de Jesucristo, habiendo cumplido la lectura de esta entera «Guía» (la Biblia) para la Vida (eterna) que el mismo Dios nos ha dado. «Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente» (Apocalipsis 22:17).

Pensamiento para hoy:

La muerte promueve a todos los creyentes a la vida eterna.
Versículo de la semana para aprender de memoria:

Mateo 4:4

Archives

Follow Crosswalk.com