Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 31 de Mayo

  • 2014 May 31
  • COMMENTS


2 Chronicles 34

En la lectura de hoy:

El reino de Josías; el libro de la Ley de Dios fue encontrado; la derrota de Jerusalén; el cautiverio de Judá; el decreto de Ciro para reconstruir el templo

Uno de los mayores honores atribuidos a un rey fue dado a Josías, quien « . . . hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda. . . . (Y) leyó a oídos de ellos todas las palabras del libro del pacto que había sido hallado en la casa de Jehová» (II de Crónicas 34:2,30).

Pero los últimos cuatro reyes de Judá — Joacaz, Joacim, Joaquín, y Sedequías — fueron todos malvados, y llevaron a la nación en un camino de descenso moral, político, y espiritual, con un final desastroso. Durante los once años de su reino (36:11), Sedequías (también llamado Matanías), el hijo más joven de Josías, «hizo lo malo ante los ojos de Jehová su Dios» (36:12), y se rebeló contra el dominio de Babilonia porque pensaba que tenía el apoyo de Egipto. Esta vez el Señor dejó a los israelitas en su propia ruina. Nabucodonosor no tuvo misericordia y sitió a Jerusalén « . . . hasta que no hubo pan para el pueblo de la tierra» (II de Reyes 25:3). Los horrores de este pueblo que se moría de hambre por defender a Jerusalén están registrados en el libro de Lamentaciones 2:19; 4:3-10 y Ezequiel 5:10.

Los soldados de Nabucodonosor finalmente entraron por los muros del norte de la ciudad y sin misericordia mataron de igual manera a los jóvenes como a los ancianos. Entonces « . . . quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de Jerusalén, y consumieron a fuego todos sus palacios, y destruyeron todos sus objetos deseables» (II de Crónicas 36:17-19; II de Reyes 25:4-11; Jeremías 52:5-23).

Casi todos los que escaparon la mortandad fueron llevados como esclavos al exilio en Babilonia (II de Crónicas 36:20-21).

Por Su gran amor para con Israel y Su pacto con Abraham, Isaac, Jacob, y David, el Señor le dio una preciosa promesa al pueblo judío que su cumplimiento se está rapidamente acercando hoy en día. Muy pronto ellos van a reconocer a Jesucristo el Nazareno como su Mesías. «Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio . . . que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad. Y este será Mi pacto con ellos, cuando Yo quite sus pecados» (Romanos 11:25-27).

Pensamiento para hoy:

¿Pueden otras personas confiar en lo que usted dice?

Lectura opcional:

II de Corintios 2

Versículo de la semana para aprender de memoria: I de Timoteo 1:17

Archives

Follow Crosswalk.com