2 Kings 16

En la lectura de hoy:

El rey Acaz reina en Judá; el templo es profanado; Oseas reina en Israel; el rey de Asiria toma a Samaria; la captividad y deportación de Israel

Temiendo al poder de Asiria que crecía, Peka, el rey de Israel, hizo alianza con Rezín, rey de Aram (Siria) (II de Reyes 15:37). Juntos, ellos trataron de forzar a Acaz, rey de Judá, a unirse a ellos. Cuando Acaz se negó, el rey de Aram (Siria) y el rey de Israel, vinieron a hacer guerra contra Jerusalén, « . . . (ellos) subieron a Jerusalén para hacer guerra y sitiar a Acaz; mas no pudieron tomarla» (16:5). Para desquitarse, Acaz hizo alianza con Tiglat-pileser rey de Asiria, para atacar a Siria y a Israel. Esto le costó mucho, « . . . Y tomando Acaz la plata y el oro que se halló en la casa de Jehová, y en los tesoros de la casa real, envió al rey de Asiria un presente» (16:8). Durante este tiempo, el rey del imperio de Asiria conquistó al pequeño reino de Aram (Siria) y mató a Rezín su rey (16:9). Tiglat-pileser también derrotó a las tribus de Rubén y Gad y la media tribu de Manasés que vivían al este del río Jordán. Entonces tomó el control de la parte norte del valle del Jordán, e hizo de Galilea y Galaad provincias de Asiria (15:29; I de Crónicas 5:23-26; ver Isaías 9:1). Todo lo que se quedó de las diez tribus de Israel al norte fue la capital de Samaria y los campos alrededor de Efraín.

El cautiverio y la dispersión del reino del norte por todo Asiria fue porque ellos « . . . servían a los ídolos, de los cuales Jehová les había dicho: Vosotros no habéis de hacer esto. Jehová amonestó entonces a Israel y a Judá por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: Volveos de vuestros malos caminos, y guardad Mis mandamientos y Mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que Yo prescribí a vuestros padres, y que os he enviado por medio de Mis siervos los profetas. Mas ellos no obedecieron» (II de Reyes 17:12-23).

Los israelitas vivían como si Dios no existiera. Tenemos que acordarnos que, quién sea o qué sea lo que está recibiendo nuestra lealtad, eso llega a ser un ídolo, sea una persona, un propósito, o una posesión.

Jesucristo nos dijo: «Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan» (Mateo 7:13-14).

Pensamiento para hoy:

El acuerdo por conveniencia es una característica de la persona de doble ánimo.

Lectura opcional: Romanos 10

Versículo de la semana para aprender de memoria: II de Corintios 5:21