Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 8 de Enero

  • 2014 Jan 08
  • COMMENTS


Read Genesis 22

En la lectura de hoy:

La buena voluntad de Abraham en ofrecer a Isaac; el pacto de Dios es renovado; la muerte de Sara; el matrimonio de Isaac y Rebeca

Después de esperar por el hijo de la promesa por 25 años, Dios le dijo a Abraham: « . . . Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré Mi pacto con él . . . » (Génesis 17:19). «Aconteció, después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo . . . Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto . . . » (22:1-2).

Isaac era un muchacho joven cuando esta prueba final vino a probar la fe de Abraham. Un sacrificio de holocausto siempre tenía que ser un animal, lo mejor que el oferente tenía, y debería ser consumido por completo por el fuego. Esto era una expresión de una completa dedicación a Dios. Abraham sabía que Isaac iba a vivir, pues Dios le había dicho: « . . . y confirmaré Mi pacto con él» (17:19); pero aún, ahora el mandamiento de Dios era de ofrecer a Isaac como un sacrificio. En obediencia: « . . . Abraham se levantó muy de mañana . . . y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo» (22:3). Con una fe indiscutible en Dios, «Entonces dijo Abraham a su siervos: Esperad aquí . . . y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros» (22:5).

Sobre un monte, en la tierra de Moriah, Abraham edificó un altar. Pero cuando Isaac le preguntó: « . . . ¿dónde está el cordero para el holocausto?» . . . respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío» (22:7-8). Por los muchos años que Abraham había confiado en el Señor en ese momento tuvo fe en Dios. Este es un maravilloso testimonio de cómo la fe de Abraham había crecido a medida del paso de los años, hasta estar seguro de que Dios nunca comete errores, y él sabía « . . . que Dios es poderoso para levantar (le) aun de entre los muertos» (Hebreos 11:19).

«Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Entonces El Ángel de Jehová le dio voces . . . Abraham . . . No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios . . . Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo» (Géneis 22:10-13).

Por medio de las pruebas y los sufrimientos, el Señor desarrolla nuestra fe.

« . . . pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida . . . » (I de Corintios 10:13).

Pensamiento para hoy:

Nuestra fe es fortalecida por medio de las situaciones difíciles, aun cuando ellas son dolorosas.

Lectura opcional: Mateo 8

Versículo de la semana para aprender de memoria: Salmos 100:1-2

Archives

Follow Crosswalk.com