Junio 24

El mejor material de construcción

1 CORINTIOS 3.12-15

Los creyentes construyen sus vidas sobre la Roca de la eternidad: Jesucristo. Cada motivo, acción y palabra, son los materiales de nuestra casa espiritual. El apóstol Pablo alertó a los creyentes que construyeran con cuidado porque, en el día del juicio, el fuego pondrá a prueba la calidad de la obra de cada persona. Esto no se refiere a un fuego literal, sino a la presencia purificadora de Jesucristo.

Cuando estemos en la presencia santa y justa del Salvador, toda madera, heno y hojarasca de nuestras vidas desaparecerán. Las cosas buenas hechas por la motivación incorrecta se desvanecerán junto con los pecados secretos y las malas actitudes. Solo lo que fue hecho y dicho en el nombre del Señor Jesús permanecerá. Y en el momento que la paja haya desaparecido, veremos la justicia de Dios.

Al escuchar esta explicación hay quienes dicen: “Lo único que importa es que yo vaya al cielo”. Pero esa actitud es miope porque el juicio de los creyentes será en cuanto a recompensas. En la parábola del mayordomo infiel, Jesús explicó el concepto básico a sus discípulos: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel” (Lc 16.10). Nuestro tiempo en la tierra es el comienzo de una eternidad sirviendo al Señor y regocijándonos en Él. Dios nos premiará con responsabilidades celestiales, conforme a nuestra fidelidadaquí.

Las personas sabias planifican para el futuro (Pr 27.12). Yo quiero recibir al máximo la benevolencia de Dios, y por eso estoy decidido a construir con materiales de la más alta calidad. El privilegio de servir es solo el comienzo de las recompensas eternas que nos esperan en el cielo.

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional