EFESIOS 2.8-10

Oswald Chambers, autor de En pos de lo supremo, murió en 1917, pero su influencia sigue viva. Dios usa las lecturas devocionales de este hombre para hablar a mi corazón y redargüirme. El mensaje de Chambers ha perdurado porque él dio prioridad a las cosas de valor eterno, no a las de este mundo.

Lamentablemente, muchas personas eligen una existencia sin significado eterno. Lanzarse a ganar la mayor cantidad de dinero posible, agradarse a sí mismo, y dejar de trabajar para "gozar de la buena vida" no es bíblico. Una vida que vale la pena implica darnos sin reservas a Dios para que Él pueda utilizarnos como mejor le parezca. Los cristianos como Chambers, que tienen un impacto eterno en su esfera de influencia, sienten pasión por servir al Señor. Buscan las maneras de expresar su amor y su devoción a Él.

Los creyentes son ciudadanos de un reino celestial, por lo que ser "siervos del Dios todopoderoso" es parte de su identidad. Sé lo que quizás está pensando: Tengo un trabajo secular, o mi vida no tiene mucha importancia. Si usted está decidido a encontrar las maneras de ser útil para el reino, Dios le dará tareas de valor eterno. Sea sensible a las personas necesitadas. Comparta su fe con los que sufren. Ya sea por medio de su trabajo o de su comunidad, esté disponible para servir a las personas que necesiten ayuda. Cuente a los demás lo que Dios está haciendo en su vida.

Usted ha sido llamado a servir a Dios donde se encuentre. A todos se nos ha dado el trabajo de evangelistas y maestros (Mt 28.19), así como la tarea de ocuparnos de quienes padecen necesidad (Is 1.17; Gá 6.2). Trabajemos a favor del reino, porque hay mucho trabajo por hacer. Usted ha sido llamado a servir a Dios donde se encuentre.

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional