Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Pareja - La Semana del 18 de Noviembre

  • 2013 Nov 18
  • COMMENTS

¿Necesita Máquinas?
Por Barbara Rainey

Y a nuestras puertas hay toda suerte de dulces frutas, nuevas y añejas, que para ti, oh amado mío, he guardado. Solomon 7:13

Sin lugar a dudas, el mayor obstáculo del romance para las mamás son los niños. Estos dulces, preciosos, pequeños inocentes que nos ha dado Dios, son también egoístas, sin formación, "máquinas de necesidad" sin fin que pueden succionar la vida de nuestro matrimonio. A menudo nos dejan esa sensación de aquella madre que dijo: "Es irónico. El romance nos dio a nuestros hijos y los hijos terminaron con nuestro romance."

Pero la maternidad puede ser simplemente una excusa tentadora para abandonar el sexo. Atrapada en su día tras día de responsabilidades, una madre puede experimentar un cambio lento en la fidelidad de su esposo a los niños. Ella piensa que las necesidades de sus hijos, ya que son tan indefensos e influenciables, son más importantes que las necesidades de su esposo. Después de todo, él es un adulto.

Verdadero. Y sin embargo, una razón por la cual este razonamiento es incorrecto - una de las razones de por qué es fácil para nosotros tener poca simpatía por las necesidades sexuales de nuestro esposo - es que nosotras como mujeres somos capaces de experimentar nuestra feminidad simplemente alimentando a nuestros hijos. Nos sentimos completamente vivas como mujeres cuando estamos cuidando de ellos (¡es decir, cuando no estamos totalmente agotadas!). Sentimos una profunda e innata sensación de bienestar y plenitud; es un privilegio indescriptible que nos trae satisfacción profunda. Es lo que nos mandaron a hacer.

Pero es sólo una parte de ser mujer. Dios no la creó con la capacidad y la obligación de criar sólo por el bien de sus hijos. También significa que usted cultive la vida de su marido.  Mantener este equilibrio es uno de los mayores retos de los años como padre, sus hijos necesitan ver a papá y mamá enamorados.

  Cultivar la vida en su marido no es tan automático como lo es con sus hijos, pero no es menos importante. Dios le ayudará a equilibrar las necesidades de ambos, esposo e hijos cuando usted depende de Él.

Archives

Follow Crosswalk.com