Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Tiempo para reflexionar - Devocional para Parejas - La semana del 20 de Marzo

  • 2017 Mar 20
  • COMMENTS

Tiempo para reflexionar

Te he visto en el santuario y he contemplado tu poder y tu gloria.

Salmos 63:2, NVI

¿Cuál es su lugar para reflexionar?

Tal vez sea una cierta silla en un rincón tranquilo de la casa. Tal vez sea la terraza al amanecer, o en patio después de la puesta del sol con sólo el zumbido rítmico de los grillos que interrumpen el silencio. Tal vez sea un arroyo cercano o un lugar hermoso para caminar o trotar. Tal vez sea el taller o un café acogedor.

O quizá no sea ningún lugar. Puede que casi nunca se topa con un lugar para reflexionar.

A través de los años, cuando llego a casa del trabajo o cuando Bárbara llega a casa de sus muchos quehaceres, después de cenar nos tomamos de la mano y nos escapamos juntos para caminar. (Con seis niños, tienes que escaparte de vez en cuando. Hicimos esto tantas veces que ¡sabían dónde encontrarnos!)

Caminamos en el jardín, mirando lo que florece en ciertas estaciones del año. El jardín no es para nada profesional, constantemente necesita mantención y que le saquemos la maleza. De hecho, uno de los problemas con nuestro lugar para reflexionar es que a menudo nos detenemos a reflexionar en el trabajo que se necesita hacer ahí.

Pero lo más importante— simplemente es nuestro tiempo apartados de las necesidades de otros. Ya saben, el teléfono, el email, y todas las demás interrupciones. Podemos compartir algo en lo que hemos estado pensando. Podemos sintonizar con un recuerdo dulce. Puede que nos detengamos y orar, o simplemente caminar, contentos de estar en casa juntos.

Si hay una razón por la cual los matrimonios se marchitan bajo las presiones y exigencias de la vida diaria, sería por falta de tener tiempos y espacios regulares donde acudir deliberadamente a orar, compartir y recuperar la perspectiva. Quizá sea que siempre estamos haciendo algo, planificando, haciendo, moviéndonos de aquí para allá, pero nunca nos detenemos… escuchamos… nos recargamos… y reflexionamos. Juntos.


Archives