Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del 24 de Marzo

  • 2014 Mar 24
  • COMMENTS

Esperanza Renacida

Él que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá. Isaías 30:19

Mi madre, Dalcie Rainey, murió justo antes de la salida del sol en un domingo por la mañana después de una valiente batalla de dos años con la enfermedad de Alzheimer. Fue enterrada ese martes. Luego, Bárbara y yo, después de demorarnos un día para visitar a la familia, salimos temprano el jueves y llegamos a Nashville, justo a tiempo para el nacimiento de nuestro tercer nieto.

La escena fuera de la sala de partos estaba llena de drama mientras Bárbara y la otra aspirante a abuela estaban a pie con la oreja ahuecada descaradamente a la puerta, tratando de escuchar lo que estaba sucediendo al otro lado. "¿Es un niño? ¿Una niña?" Las enfermeras salían y entraban mientras las mujeres – como dos reporteras de la Casa Blanca – les rogaban por cualquier fragmento de información.

Finalmente, a las 04:43 p.m., uno de los sonidos más felices del mundo corría bajo la puerta – el grito de un bebé recién nacido. Nuestro hijo Samuel pronto avanzó por el pasillo, su sonrisa tan ancha como el río Mississippi que habíamos cruzado un par de horas antes. Las dos abuelas se le acercaron, exigiendo saber el sexo del bebé. Y aunque trató de permanecer misterioso "Stephanie ni siquiera lo ha cargado aún…" – nota la pista clásica. Ambas abuelas agarraron el dato recién descubierto y la llegada de Samuel Peterson Rainey II fue celebrada al mundo por un estallido de aplausos en el pasillo.

Como escribí en un correo electrónico a parientes y amigos más tarde esa noche, tratando de captar lo que sentía: "¡Qué contraste de emociones! Desde la tumba a la cuna. Estoy agradecido a Dios por la forma en la cual concluyó esta semana. Fue un gran recordatorio de que hay vida después de la muerte".

No siempre vemos estos extremos en tanta proximidad. Pero la verdad es que en la economía de Dios, la vida sigue la muerte. La esperanza sigue a la pérdida. Lo que hayas soportado, Dios te ha escuchado "la voz de tu clamor." Espera nueva vida.

Archives

Follow Crosswalk.com