;

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 18 de Abril

  • 2018 Apr 18
  • COMMENTS
  

Abril 18

De confianza

Y al discípulo le dijo: «Ahí tienes a tu madre.» Y a partir de ese momento el discípulo la recibió en su casa. Juan 19:27

Una vez que estuvo colgado en la cruz, Jesús no podía hacer mucho. No podía bajarse ni podía mover mucho sus manos o sus pies. Hasta su capacidad para hablar probablemente iba disminuyendo cada vez más a medida que pasaba el tiempo.

Pero todavía le quedaban algunas cosas por resolver antes de morir. Al mirar hacia abajo vio a su madre, a otras mujeres y a su discípulo Juan de pie junto a su cruz. Podía ver el dolor en sus caras. Y aunque era el Hijo de Dios, Jesús también era Hijo del hombre, un ser humano. Tenía seres queridos por quienes velar. Específicamente, ¿quién cuidaría de María?

Lo más probable es que José ya hubiera muerto. Es cierto que estaban los hermanos y hermanas de Jesús. Pero su relación con él no siempre había sido la mejor y María necesitaría consuelo, no un "te lo dije" cuando parecía que la misión de Jesús había terminado en la ruina. María misma querría ser útil y recibir consuelo de otras personas que también amaban a Jesús. Entonces a ella le dijo: "Mujer, ahí tienes a tu hijo". Y a Juan le dijo: "Ahí tienes a tumadre".

Jesús confió su madre a un discípulo, es decir, a la iglesia. Su amor continuaría viviendo en su comunidad mientras hablaban, oraban y vivían juntos. Y Juan satisfizo la confianza de Jesús en él: "Y a partir de ese momento el discípulo la recibió en su casa" (Juan 19:27).

¡Qué honor es que Jesús le confíe a la iglesia el cuidado de aquellos a quienes tanto ama! Porque sigue haciendo eso hasta el día de hoy al confiarnos a los pobres, los enfermos, los solitarios, los indeseados, diciéndonos: “He aquí a tu madre. He aquí a tu hijo, a tu hija, a tus hermanos y hermanas”. Él nos ha dado el uno al otro para que nos cuidemos mutuamente.

ORACIÓN: Querido Jesús, gracias por confiarnos a las personas que amas. Ayúdanos a amarles como tú me has amado. Amén.

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:

¿Qué cosas son importantes para ti antes de tu muerte?
¿De quién te preocupas en nombre de Jesús?

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 



Archives

Follow Crosswalk.com